Home » Albacete » Los aciertos y desaciertos de Nico Rodríguez en sus 11 meses como Director Deportivo del Albacacete Balompié

Los aciertos y desaciertos de Nico Rodríguez en sus 11 meses como Director Deportivo del Albacacete Balompié

palazon

/Hugo Piña/

El técnico asturiano con orígenes albacetenses Nicolás Rodríguez ya es pasado del Albacete Balompié. Sus once meses al frente de la dirección deportiva, sin embargo, han dado para mucho en un club que ahora tendrá la difícil tarea de seguir mercadeando con jugadores para la posterior confección de la plantilla en la Liga 1|2|3.

boletín

En referencia a los aciertos y desaciertos de Nico Rodríguez en el Carlos Belmonte, advertimos en primer término como, con la presencia de éste a los mandos de la dirección, el Albacete ha conseguido el gran objetivo marcado por la entidad, sumando la permanencia en Segunda en lo que fue la temporada del regreso al fútbol profesional de la entidad.

Con el equipo en La Liga 123 y con una plantilla totalmente fraguada (incluso con renovaciones de contrato por el ascenso mediante), Nico Rodríguez tuvo que desembozar el número de futbolistas para intentar ofrecer un grado de calidad y veteranía al plantel que degeneró con la salida meses más tarde del propio entrenador. Y es que la continuidad de José Manuel Aira en el banquillo fue la primera de las decisiones con las que se encontró Rodríguez, como así también los fichajes de Danny Carvajal, Quim Araujo o David Morillas.

Conjunción atípica como vemos, pues estos tres jugadores fueron fichajes de la anterior propiedad, arribando al club otra en pleno mes de julio con otros presentimientos totalmente diferentes. Sin embargo, la era de la anterior propiedad acabó ahí y Nico Rodríguez, en consenso con Skyline International, dio entrada y salida a numerosos futbolistas con los que intentó dotar al equipo del grano más fiable posible. Salidas en forma de cesiones, como Aketxe, Eloy Gila, Iván Sánchez, Fran Carnicer o Sergio Molina entre otros y llegadas como las de Jon Erice, Néstor Susaeta, Jeremie Bela, Chus Herrero o Esteban Saveljich. Inexperiencia (en Segunda) por experiencia (incluso en Primera).

En cuanto a las llegadas, cabe destacar de la estancia de Nico Rodríguez en el Carlos Belmonte que Fabián Espíndola coronará para siempre su actuación, firmando un jugador el técnico asturiano que jamás estuvo por la labor de adherirse al Albacete Balompié. Su fichaje fue todo un éxito (en agosto) para el técnico asturiano y su salida (en diciembre y por la gatera) fue un fracaso personal. Mariano Bittolo, Javi Acuña o Nico Gorosito fueron, en mayor o menor medida futbolistas que sí se involucraron con el equipo, siendo incluso la llegada del zaguero argentino de Rafaela, procedente del Getafe, uno de los mayores éxitos a nivel personal. En diciembre llegaron también Cifuentes, Rubén Miño y el citado Gorosito.

Pero, sin lugar a dudas, los mayores éxitos de Nico en Albacete serán las llegadas de Esteban Ariel Saveljich y Roman Zozulia. La presencia del defensor argentino procedente del Levante sorprendió incluso a la propia Liga, pues el sueldo del sudamericano era casi incompatible con un club recién ascendido al fútbol profesional. Sin embargo, la propiedad aumentó el límite salarial y Saveljich llegó al Carlos Belmonte en calidad de cesión. La temporada del de Tandil ya es conocida por todos, mientras que la Zozulia, también. El ucraniano anotó un total de nueve dianas, convirtiéndose en el máximo goleador del equipo la temporada (ya) pasada. Su fichaje fue producto de la desesperación y la oportunidad ofrecida, pues con los calcetines en la maleta de Zozulia para irse a Turquía, Roman recibió el ofrecimiento del Albacete para seguir en España.

En el debe de Nicolás Rodríguez quedarán muchas cuestiones, pues más allá del ‘affaire’ de Espíndola, la ágil salida de Nili Perdomo o la incongruente llegada de Héctor Hernández al equipo el último día de mercado, siempre estará presente la relación con un Dani Rodríguez que, de haber conocido la salida del asturiano antes de darle largas al Albacete, quizá se hubiera pensado la mareante oferta que la propiedad le puso, y por dos veces, sobre la mesa. Sin lugar a dudas, la relación de unos y otro fue mejorable y el que verdaderamente salió perdiendo fue un Albacete Balompié que ahora busca redefinir su futuro con ambos fuera del Carlos Belmonte.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.