Home » Albacete » Sofía del Prado, mucho más que Miss Universo España 2017

Sofía del Prado, mucho más que Miss Universo España 2017

palazon

/Sandra Manzanares/Fotos: Cedidas/

Elegancia natural que acompaña a una belleza tradicionalmente española, una pasarela difícil de superar y un espíritu comprometido constituyen la mejor carta de presentación de la albaceteña Sofía del Prado. Sofía nació en Villarrobledo hace 22 años y hace apenas dos días fue coronada como Miss Universo España 2017, lo que la llevará a representar a nuestro país en el certamen de Miss Universo el próximo mes de noviembre.

Ni 48 horas han pasado desde que la modelo recibiera este título y ya conocemos sus primeras impresiones. “En un sueño”, así asegura estar Sofía, una joven que cuenta con una amplia trayectoria a sus espaldas en el mundo de la belleza, y en el ámbito formativo. Graduada en Relaciones Internacionales, habla un inglés “casi perfecto”, además de estudiar francés y árabe; le encanta comunicar, y la verdad es que no se le da nada mal.

boletín

Miss Universo 2017

Años de trabajo para llegar a este momento que todavía “no asimilo”, reconoce Sofía, y es que de las casi 40 candidatas, ella fue la escogida para representar a España en este certamen internacional, y aunque la villarrobledense confiaba en formar parte del “Top 3”, no esperaba ser la ganadora, pues “nunca se sabe qué va decidir un jurado” y, además, la belleza es “subjetiva”, puntualiza.

Un ideal de belleza el de Miss Universo que “busca una chica preparada a nivel de formación, idiomas, con un mensaje que dar, involucrada en proyectos sociales, a parte de la belleza física”, decía Sofía, remitiéndose a los últimos años, en los que el certamen “no lo ha ganado la más guapa, sino la más preparada en todos los sentidos, porque al final lo que busca la marca es una embajadora, una chica que sea su imagen y con la que puedan trabajar un año”, remarcaba.

Meta que Sofía afronta con “energía” pues Miss Universo es todo un reto para ella, en el que competirá por alzarse con un título que le daría proyección a su carrera, por lo que “hace falta trabajar duro y prepararse a tope”. Una preparación tanto física como mental, pues si bien es cierto que los certámenes tienes que estar “siempre perfecta”, lo más importante para afrontar un certamen así es  la parte psicológica, ya que durante tres semanas las candidatas convivirán y realizarán actividades y para llegar al final, “es importante tener equilibrio y que no te descentren los malos comentarios, estar muy concentrada y saber bien lo que quieres”, incidía la albaceteña.

Mirar más allá

Sofía ya ganó en 2015 el certamen internacional Reina Hispanoamericana, tan solo dos años después de comenzar su andadura en el mundo de la moda de la mano de concursos de belleza locales y regionales, donde descubrió el “amor y la pasión” por estos escenarios, que aunque es “muy exigente”, la cautivó. Un mundo de luces y sombras, cuestionado por sectores de la sociedad que consideran que este tipo de concursos denigran a la mujer, a lo que Sofía puntualiza que “en ningún momento se ha sentido denigrada”, al contrario, cree que es una plataforma “muy buena para alzarnos con una voz”, pues al final proporciona la oportunidad de que se te escuche, afirmaba la modelo.

De esta manera, Sofía descartaba uno de los mitos de estos certámenes, pues “no todo lo que hay en ellos es una belleza vacía”. En este sentido, y respecto a los cánones de belleza y la “necesidad” de alcanzarlos, la candidata a Miss Universo nos contaba que “siempre hay opiniones y sugerencias con respecto a como te ves, pero al final eres tú la que decides si quieres hacer algo o no, nadie te obliga a nada”. Con ello, Sofía confesaba no ser partidaria de “grandes cambios”, aunque no cierra la puerta a todo lo que “sea mejorar”, eso sí, teniendo en cuenta que “cada persona tiene su constitución, forma de ser y look establecido”, por lo que “no es bueno intentar transformar a una persona en otra diferente para que todas seamos iguales: cada una tiene su esencia”, ponía en valor.

Precisamente por eso, por la igualdad y el respeto, Sofía se involucra en proyectos sociales como la lucha contra el acoso escolar, algo que conoce de primera mano ya que ella misma sufrió este tipo de maltrato que se prolongó hasta la época del instituto. Un bache que consiguió superar centrándose en el baloncesto, de hecho, fue jugadora del Club de Baloncesto de Villarrobledo y al inicio del curso escolar, la modelo ofreció en su localidad natal una serie de charlas a los niños en señal de apoyo y animándoles a buscar un punto que les sirva para salir de ello.

Orgullosa de su tierra y con expectativas de futuro, Sofía asegura que se enfocará en sacar todo el “jugo” posible al título para poder hacerse “un nombre siempre sabiendo qué cosas elegir”, además, le encantaría poder trabajar en televisión, y para ello, no descarta estudiar Periodismo para completar esa formación. Ampliando el abanico de características e invitando a mirar “más allá de lo que se ve”, Sofía apuesta por una “mujer integral, preparada, elegante, que tenga una formación y un mensaje que dar” como ganadora de Miss Universo. Una mujer del siglo XXI que ofrezca más que imagen.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.