Home » Albacete » Apoyan la propuesta de crear una unidad de violencia de género en la Policía Local de Albacete

Apoyan la propuesta de crear una unidad de violencia de género en la Policía Local de Albacete

Estuche

Con objeto de recabar el respaldo de todos los grupos políticos municipales para esta iniciativa, el Grupo Municipal Socialista articulará esta propuesta a través de una moción, que será presentada para su debate y consideración en el Pleno Municipal del próximo 30 de noviembre.

Las secciones sindicales en el Ayuntamiento de CCOO, UGT, STAS y SPL-CLM han expresado su apoyado a la propuesta del Grupo Municipal Socialista para la creación de una unidad específica de violencia de género en el cuerpo de la Policía Local de Albacete, durante el transcurso de una reunión en la que concejal socialista Manuel Martínez expuso los detalles de esta iniciativa.

De ahí que, tras contar con el respaldo de los representantes de los trabajadores y trabajadoras municipales, el Grupo Municipal Socialista articulará esta propuesta a través de una moción, que será presentada para su debate y consideración en el Pleno Municipal del próximo 30 de noviembre, con objeto de concitar alrededor de esta iniciativa también el apoyo y el respaldo del resto de grupos políticos municipales.

boletín

Durante el transcurso de la reunión, los responsables sindicales también coincidieron con la principal premisa que debe cumplir esta propuesta, que tal y como subrayó Manuel Martínez, consiste en que “la creación de esta  unidad especializada implicaría que sus integrantes deberán tener una formación específica en la materia y dedicarse casi en exclusiva a esta tarea, por lo que podrían compatibilizar esta responsabilidad con la protección de las víctimas de otros delitos, como pueden ser los de odio, así como con actividades de formación e información y pedagogía en centros escolares”.

La creación de este Cuerpo, precisó el edil socialista, también contribuiría a “estrechar la colaboración entre los cuerpos de la Policía Nacional, que actualmente tiene asignada esta competencia, y Local, pues nos permitiría aprovechar los recursos y la experiencia de valoración del riesgo que ya tienen los profesionales de la Policía Nacional y la cercanía y conocimiento de la ciudad que tienen nuestros policías locales”.

De obtener el respaldo plenario para esta propuesta, Albacete se sumaría así a ciudades como Madrid, Málaga, Alicante, Alcobendas, Alcorcón, Córdoba o Aranjuez, entre otras, que ya tienen en su Cuerpo de Policía Local un servicio específico de Violencia de Género e incluso con competencias en delitos de odio.

Estas unidades especiales, precisó Martínez, “tienen competencias de policía judicial para la protección de la víctima de violencia de género, así como acceso al programa centralizado VIOGEN y realizan el seguimiento del proceso desde su inicio hasta la finalización de las medidas de protección o de las prohibiciones de comunicación o acercamiento previstas en la sentencia. De esta forma, se mantiene el vínculo con la víctima de la policía más cercana que es la Policía Local”.

La posibilidad de que los cuerpos de Policía Local asuman estas competencias llega a través del Pacto de Estado contra La Violencia de Género, aprobado en el Congreso y en el Senado y votado a favor por todas las fuerzas políticas representadas, excepto Podemos.

Manuel Martínez también detalló en el marco de la reunión del Grupo Socialista con representantes sindicales que, según la memoria del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha de 2016, durante este año se iniciaron 573 procedimientos judiciales en el Juzgado de Violencia contra la Mujer, a lo que hay que añadir que también se ordenaron 318 medidas de protección a la víctima de naturaleza penal solo en la ciudad de Albacete.

De ahí que la responsabilidad de combatir la violencia de género deba ser compartida entre ambos cuerpos policiales, el Nacional y el Local, para “mejorar, si cabe, la protección que reciben las víctimas y evitar que, pese a que la víctima haya denunciado e incluso una vez condenado al agresor, éste no pueda seguir coaccionando o intimidando a la víctima, y naturalmente, poner más medios para  evitar que se produzca una nueva agresión, que pueda llegar a  acabar con su vida”, concluyó Manuel Martínez.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.