Los trabajadores del Transporte Sanitario amenazan con una huelga indefinida en Albacete

toyota 2

/Marta López/Fotos:Ángel Chacón/

Con pancartas y megáfono en mano, se concentraban a las puertas del Hospital General Universitario de Albacete trabajadores del servicio de transporte sanitario. La petición de estos trabajadores tenía el objetivo de reivindicar un transporte sanitario eficiente y de calidad, que pasa por poner en marcha un nuevo convenio colectivo; que ya fue acordado por las empresas adjudicatarias del servicio y los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, pero que las empresas se niegan a registrar oficialmente y a aplicar sus plantillas hasta que el SESCAM no consigne los fondos necesarios para cubrir los contenidos económicos pactados.

albaluz

Este colectivo ha estado acompañado por la secretaria provincial de CCOO, Carmen Juste, calificaba de “vergonzosa” la situación que vive el transporte sanitario en la provincia de Albacete. Un “servicio público prioritario y que es muy delicado” y que ha llegado a una situación que “ya vaticinábamos”, matizaba.

Y es que, Carmen Juste, recordaba que “no había dinero suficiente para afrontar los costes laborales de estos trabajadores”, por este motivo señalaba que “esta no puede ser una práctica habitual”. Apuntaba que ya advirtieron a la Administración esta situación “cuando se licitó y adjudicó el pliego en 2016 con un montante económico muy bajo a la empresa SSG”, a lo que además sumaba “los grandes recortes que habían sufrido los trabajadores con el anterior convenio que caducó en 2013”, con una “importante bajada salarial de entorno al 16%”, matizaba la secretaria provincial al CCOO.

Así, “damos un tirón de orejas a la Junta”, porque este problema va a repercutir de forma negativa también en los pacientes. Carmen Juste, indicaba que “existe un convenio firmado que no se ha publicado”, añadiendo que “la empresa se escuda en que la Junta no pone el dinero, y la Junta se escuda en que va a volver a licitar el pliego de condiciones”, y por lo tanto, “ya no va a aportar este dinero para la publicación de este convenio y para que se mejoren las condiciones laborales y salariales de estos trabajadores”.

“Hay que decirle a la Administración que esta no puede ser un práctica habitual, que no puede concederse servicios a empresas incumplidoras”, exponía Juste, explicando que, “también hay que tener en cuenta otros criterios, sobre todo cuando se trata de servicios públicos”. Pedían que, “se publique el convenio colectivo cuanto antes”, con el objetivo de “solucionar este conflicto”. Y es que, Carmen Juste recordaba que “estos trabajadores se han pasado cerca de dos años negociando el convenio colectivo”, por lo que “se merecen empezar a disfrutar lo antes posible de esos derechos laborales y salariales anunciados”.

En relación a la nueva licitación desconocen “exactamente cuándo la Junta tiene previsto licitar este pliego”, anunciaba Carmen Juste, quien pedía “responsabilidad” tanto a la empresa como a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para poner fin “a este juego”. Del mismo modo, recordaba que “las ambulancias no contaban con el material suficiente y no estaban en el estado que tenían que estar, lo que repercute en los pacientes y en el servicio público en general”.

Antecedentes

Por su parte, la secretaria regional de la Federación de Servicios de la Ciudadanía CCOO, Lola Cachero, manifestaba que continuarán con “esta lucha justa el tiempo que sea necesario”, recordando que “ya estaba sobre la mesa un preacuerdo” y que “ahora las empresas no quieren publicar”. Por este motivo, piden los “medios adecuados para este servicio”, recordando que los perjudicados son la ciudadanía y los cerca de 260 trabajadores a los que afecta este convenio”, solamente en la provincia de Albacete. Una cifra que se eleva a “más de 1.600” trabajadores afectados a nivel regional.

“El compromiso era poner sobre la mesa el montante económico necesario para que este transporte tuviese los medios adecuados” manifestaba Cachero. Así indicaba que “hay una resolución de las Cortes de Castilla-La Mancha del año 2016 donde se comprometían fehacientemente a que ese dinero, que se quedó en la licitación, después si había problemas en el transporte sanitario se adjudicase o estuviese disponible para que el transporte sanitario no tuviese estos problemas”. Sin embargo, explicaba que al parecer, esta resolución “ya no tiene ningún valor”.

De este modo, indicaba Cachero que “nos encontramos de nuevo con que la Junta no pone el dinero adecuado para contratar a más personal y para mejorar el servicio, ni las empresas se hacen cargo de publicar un convenio que ya estaba preacordado”. Por este motivo, incidía en que los trabajadores del transporte sanitario “llevan años haciendo frente a los recortes infames que les aplicó el gobierno de Cospedal y que el actual gobierno sigue sin tener en cuenta los derechos de este personal”. 

Por este motivo “pedimos y exigimos que se ponga solución a este conflicto, porque la ciudadanía de Castilla-La Mancha no se merece este servicio sanitario”. Así, este convenio colectivo, “supondría no mejorar, sino recuperar los recortes que sufrieron estos trabajadores en 2013”.

La empresa

El delegado sindical de CCOO en SSG, Manuel Ortíz, indicaba que esta situación a la que ha llegado el transporte sanitario “es muy grave”, porque “son los pacientes los que pagan el pato”. Además, recordaba que “no tenemos los medios suficientes”, añadiendo que esta situación se complica cuando deben tratar con pacientes que “llevan esperando 4 ó 5 horas” a que lleguen estas ambulancias.

“Nosotros somos los que tenemos que luchar”, añadiendo que “vamos a alargar la huelga a indefinido hasta que se arregle porque el convenio no se puede tener paralizado”. Así, reconocía que “no valen las excusas”, y que prestarán servicios mínimos a pacientes en diálisis y oncológicos”, a lo que el SESCAM sumaba “las altas de urgencias”.

“Es necesario que la Administración tenga en cuenta más criterios a la hora de realizar adjudicaciones”, indicaba la secretaria de la Federación de Servicios Públicos de UGT Albacete, María José Tomás. También calificaba la actual situación del transporte sanitario de “indigna” tanto para los trabajadores como para los pacientes. 

Así, indicaba que “nos han estado haciendo perder durante dos años una negociación durante dos años”, que ha sido “muy ardua y complicada y a la que se había llegado a un consenso”. Un convenio colectivo que “no quieren que se publique”, pero “por el que vamos a seguir luchando”, porque “no es posible que la Administración adjudique contratos a unos precios más bajos de lo que cuesta el servicio”, indicaba la representante de UGT.

Este nuevo convenio debe sustituir al que se les continúa aplicando a los trabajadores del Transporte Sanitario de Castilla-La Mancha, pese a que su vigencia finalizó hace seis años, concretamente el 31 de diciembre de 2013. Por este motivo, a lo largo de la semana se sucederán cuatro jornadas de huelgas con paros parciales este lunes y martes; y huelga de 24 horas el jueves y viernes 7 y 8 de noviembre. Del mismo modo, los sindicatos convocantes de estas protestas, no descartan ir a la huelga indefinida “si las empresas y el SESCAM no ponen fin al conflicto y el lunes 11 de noviembre sigue sin registrarse el nuevo convenio regional del Transporte Sanitario”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.