Home » Castilla-La Mancha » El general Muro recibe en Castilla-La Mancha la espada de Gonzalo Fernández de Córdoba ‘El Gran Capitán’

El general Muro recibe en Castilla-La Mancha la espada de Gonzalo Fernández de Córdoba ‘El Gran Capitán’

palazon

El teniente general César Muro Benayas ha recibido hoy la espada del Gran Capitán, el premio más prestigioso de la Infantería española, por su “excepcional trayectoria marcada por la excelencia, el servicio y la lealtad a España”.

El general Muro ha recogido este reconocimiento en un acto celebrado en la Plaza de Armas de la Academia de Infantería de Toledo, con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona de Infantería, al que han asistido el Jefe del Estado Mayor del Ejército, general Francisco Javier Varela; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, el delegado del Gobierno, Manuel Ramos González y el líder del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez.

boletín

Ante las más de 4.000 personas que han llenado el patio de armas de la Academia de Infantería, el teniente general Muro, ya retirado, ha recibido la espada del Gran Capitán, un premio que se otorga cada cinco años y que conmemora la victoria de Garellano, ocurrida el 29 de diciembre de 1503, por Gonzalo Fernández de Córdoba “El Gran Capitán”, fundador de la Infantería española.

Muro Benayas ha agradecido este reconocimiento que, ha dicho, llevará a las vitrinas de la Brigada Paracaidista, en Paracuellos del Jarama, pues en unidades paracaidistas ha desempeñado buena parte de sus destinos tras su formación también con los “boinas negras”.

Este talaverano, que también fue director de la Academia de Infantería, ha glosado la figura de Gonzalo Fernández de Córdoba, el creador de la “Infantería más gloriosa del mundo”, ha elogiado, y uno de los prohombres de la historia militar que, sin embargo no es tan conocido por la gente como otros militares como Nelson, Wellington, Rommel o Patton.

Contemporáneo de los Reyes Católicos, Muro ha destacado del Gran Capitán su sentido del honor, su gran formación, fue “un gran jefe, un innovador, un emprendedor”, alguien de quien tomar ejemplo.

En su alocución, Muro Benayas ha hablado del “honor” del Gran Capitán, Fernando González de Córdoba, uno de los “prohombres de la historia militar” –más conocido que otros como el duque de Wellington o George Smith Patton, ha destacado– y de quienes ostentan ese título, cuya concesión ha agradecido tanto a quienes le eligieron como a quienes aprobaron esa decisión y al actual coronel director de la Academia, Francisco Javier Marcos.

Ha asegurado que el Gran Capitán era “alegre, jovial, apuesto, con una fortaleza inigualable y una destreza sin igual”, un “gran hombre” que “siempre se preocupó por saber el nombre de todos sus soldados” y que “prefirió el premio al castigo”, y a quien “nadie le llevó ventaja en sufrir peligros o arrastrar angustias”.

De él ha valorado, además, que diera nombre “al soldado de a pie que acompañaba al de caballería, el infante” y que le proporcionara a este último armamento y protección, prefiriendo “la negociación” antes que el acero del sable, algo que le ha servido a Muro Benayas para definirlo como un “gran innovador”. También ha tenido palabras de agradecimiento para el teniente general Agustín Muñoz-Grandes, quien recibiera esta distinción en 1998, presente en el acto, y del que ha dicho que es un “gran militar” y ha valorado su lealtad.

El general César Muro Benayas ha defendido ante los alumnos de la Academia de Infantería que “la vida es continua superación y el mando se ejerce con el ejemplo”, ha recordado lo aprendido especialmente de “subordinados” que le hicieron “cada día mejor” en su carrera, y ha resaltado como virtudes del Ejército el espíritu de sacrificio y la voluntad de servicio.

Finalmente, tras dedicar unas palabras de afecto a su mujer, ha anunciado que la espada que simboliza el premio ‘Gran Capitán’ y que ha recibido agradecido, la depositará en las vitrinas de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) de Paracuellos del Jarama (Madrid), donde estuvo de capitán y comandante.

El teniente general ha subrayado la trayectoria de los anteriores militares que han recibido el premio Gran Capitán desde que fue instituido en 1991.

Y de sí mismo, ha señalado que su “único mérito” es el ser un buen alumno, porque ha tenido a los mejores maestros, por esa razón, se ha dirigido a los alumnos de la Academia y les ha recordado la máxima “lo bueno, a imitar; lo malo, a evitar”, así como las palabras del Gran Capitán: “el caballero se hace, no nace”, y les ha animado a vivir con espíritu de sacrificio tomando ejemplo de los mejores.

Por su parte, el director de la Academia de Infantería, coronel Francisco Javier Marcos, ha manifestado en su alocución el respeto que todos sienten por el general Muro y todo lo que éste ha aportado al Ejército.

Se ha referido también a la cita que cada año tiene lugar el día de la patrona de la Infantería entre quienes sienten el “legítimo sentimiento de pertenencia a una gran nación, España, siempre capaz de grandes logros cuando ha sabido encontrar caminos de unidad, de regeneración moral y de respeto a sus instituciones”.

El director de la Academia ha subrayado además los 40 años de vigencia de la Constitución española, “que proclama unos valores que son mucho más duraderos que las tendencias políticas o los vaivenes de la historia, porque son valores que pertenecen a la esencia del pueblo español”.

El acto ha concluido con el homenaje a los caídos y el desfile de tropas, vehículos y carros de combate, muy esperado por el público

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.