ALBAMOCION



familia numerosa

Los pediatras aconsejan a los padres que vayan a viajar con sus hijos en navidad que lleven un botiquín de primera mano

TOyota

Con la llegada de la Navidad son muchas las personas que programan viajes, tanto para pasar estas fechas con los familiares como para aprovechar las vacaciones para disfrutar de nuevos lugares.

Por ello, los pediatras de Atención Primaria de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) aconsejan a los padres viajar con un botiquín de primera mano con antitérminos, suero fisiológico, sueros de rehidratación, gasas, desinfectante para heridas (povidona yodada o clorhexidina), termómetro, y protección solar con factor de protección 50, especialmente si se va a la montaña o a sitios cálidos.

Asimismo, recomiendan llevar consigo la documentación sanitaria del niño, calendarios vacunales e informes médicos en caso de que el niño tenga alguna enfermedad crónica o tome algún tratamiento de manera continuada.

Advertisement

«Aproveche el viaje para ampliar los conocimientos de sus hijos, comparta con ellos el itinerario, las costumbres del lugar, la historia de donde viajan, sus costumbres alimentarias y de relacionarse. Todo ello será muy positivo tanto en su relación con sus hijos como en los conocimientos que adquirirá», apostillan.

VIAJES EN COCHE Y EN AVIÓN

En concreto, en el caso en el que el viaje sea en coche, los pediatras destacan la necesidad de comprobar que el vehículo dispone de las medidas de seguridad pasivas adecuadas para las características de su hijo, tanto en peso como en altura; lleven ropa cómoda, suave, suelta y, si puede, su propia almohada, una manta, juguetes, libros, lápices y papel para entretener a los niños, así como pañales, una muda para bebés, biberón, chupete.

«No se olvide de llevar bebidas y alimentos de sobra para su viaje, además de ropa de abrigo suficiente. Nunca se sabe cuándo puede caer una nevada en invierno que atrase el viaje y suprima algunas comodidades como calefacción o alimentación cercana», recalcan.

En el caso en el que el trayecto sea en avión, abundan en la importancia de indicar a la compañía aérea se que vuelan con un recién nacido; no viajar si el niño padece otitis media; llevar la leche en polvo y comprar agua después de pasar el control; acompañar los medicamentos líquidos de sus recetas médicas; amamantar a los menores de 2 años durante los despegues y aterrizajes o darles un chupete, agua o zumos; y, en el caso en el que haya un cambio de horario, dormir en el avión.

Finalmente, los pediatras comentan que, para evitar que los niños se mareen durante los viajes se les de comida en poca cantidad, preferiblemente salado; mantener el vehículo bien ventilado; y tener la cabeza quieta y fijar la vista en un punto lejano exterior al vehículo.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.