Destacan la importancia de que los niños conozcan el número de emergencias 1-1-2 para que logren un “efecto multiplicador” en su propio entorno

TOyota

/Redacción/

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado desde el inicio de la anterior legislatura un total de 31 visitas a centros escolares de la región para dar a conocer el funcionamiento y utilidad del teléfono de emergencias 1-1-2 entre los alumnos, una campaña divulgativa de la que se han beneficiado unas 9.500 niñas y niños.

albaluz

Ha sido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, el que ha informado hoy a los medios de comunicación de los datos de esta campaña divulgativa, que llevan a cabo los profesionales del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 y que hoy ha llegado hasta el colegio ‘San Juan Bautista’ (Tavera) de la capital regional.

Una campaña, que tal como ha confirmado Ruiz Molina, va a continuar porque se están obteniendo resultados “muy positivos”. En este sentido, ha explicado que, por un lado, se consigue que los niños conozcan la importancia de este número y sean ellos, con lo que transmiten a sus padres, familiares o amigos, los que logren un “efecto multiplicador” en su propio entorno.

Pero, además, Ruiz Molina ha enfatizado que el otro gran objetivo que se pretende es que hagan un uso responsable del teléfono. Sobre este particular, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que, con esta iniciativa y otras que se llevan a cabo desde el Ejecutivo regional, como el concurso de dibujo escolar o las visitas a las instalaciones del servicio, se está consiguiendo que el número de llamadas procedentes vaya en aumento.

Así, Ruiz Molina ha señalado que durante 2018 se recibieron en el 1-1-2 un total de 1.500.000 llamadas, que viene a ser del orden de unas 4.000 llamadas diarias, de las cuales fueron procedentes, es decir, aquellas que realmente están relacionadas con las urgencias y emergencias, el 47 por ciento.

“Es prácticamente la mitad, pero es importante que reduzcamos la brecha entre las personas que llaman sin tener que hacerlo y las llamadas que verdaderamente activan a algunos de los grupos de profesionales que están preparados para atender estas situaciones”, ha añadido al respecto Ruiz Molina.

En su visita a las instalaciones de este colegio toledano, en la que ha estado acompañado por el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, y la delegada provincial de Hacienda y Administraciones Publicas en Toledo, María de los Ángeles García, Ruiz Molina ha querido manifestar su satisfacción por el trabajo que realizan los profesionales del Servicio de Emergencias 1-1-2, resaltando que, de acuerdo con las últimas encuestas de satisfacción, los ciudadanos otorgan una valoración de 9,3 sobre 10 a este servicio.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, “tiene especial interés en que sigamos potenciando no solo la divulgación del teléfono 1-1-2, sino también las infraestructuras con las que contamos para que funcione adecuadamente”.

En este sentido, Ruiz Molina ha recordado que, entre otras medidas, durante la anterior legislatura se incrementó más de un 30 por ciento el presupuesto del contrato de prestación del servicio, lo que permitió incrementar el número de trabajadores, y se adquirió un vehículo ligero de comunicaciones.

Recientemente se ha instalado la nueva plataforma tecnológica, que favorece la coordinación de las emergencias desde la sala y cuya implantación se debe seguir consolidando.

Además, a principios del próximo año, ha adelantado Ruiz Molina, se inaugurará el nuevo centro de respaldo del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2, que será “una réplica de la actual sala de coordinación, para que cuando esta sala original tenga algún problema técnico se pueda seguir trabajando en la segunda”.

En definitiva, ha concluido Ruiz Molina, es una “apuesta decidida por la seguridad de la ciudadanía, a través de una herramienta muy útil, que es el teléfono de emergencias 1-1-2, y a lo que aspiramos es a que se haga un uso responsable del mismo”.

Cerca de 340 alumnas y alumnos del colegio ‘San Juan Bautista’ (Tavera) han conocido hoy el teléfono 1-1-2

Los profesionales del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 se han desplazado hoy hasta el colegio ‘San Juan Bautista’ (Tavera) de Toledo para dar a conocer este teléfono a unos 340 alumnas y alumnos de entre 3º y 6º de Educación Primaria.

Con estas visitas a los centros escolares los niños conocen que hay un teléfono que puede salvar vidas y que opera los 365 días al año, las 24 horas al día, ha resumido Ruiz Molina.

La visita al colegio Tavera, al igual que todas las que se realizan por parte del servicio 1-1-2 a centros escolares, consta de dos partes, por un lado, una charla con los alumnos de 5º y 6º de Primaria para que aprendan cómo y cuándo utilizar el teléfono y, por otro, una visita al vehículo de coordinación del 1-1-2, que funciona como puesto de mando avanzado en situaciones de emergencia, para los alumnos de entre 3º y 6º.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.