Home » no albacete » Fuentealbilla y el Galayo, una ruta senderista de ‘altura’

Fuentealbilla y el Galayo, una ruta senderista de ‘altura’

TOyota

/Redacción/

Este domingo, día 14 de abril, tuvo lugar la décimo quinta prueba de la sexta edición de las rutas de senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete, para promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos. La cita llegaba esta vez a la comarca de La Manchuela, para visitar Fuentealbilla.

albaluz

Los participantes recorrieron la ruta denominada “Ruta El Galayo”, circular, de dificultad baja, 18 kilómetros de distancia y algo más de cinco horas de duración. Una ruta media y sin dificultades pensada para disfrutar de los parajes y la naturaleza de Fuentealbilla, pasando por los lugares más emblemáticos de este pueblo. 

Comenzaba el día soleado, alrededor de las nueve de la mañana y, tras el saludo del alcalde de Fuentealbilla, Ángel Salmerón Garrido, junto al monumento que el pueblo le puso a uno de sus mejores embajadores como es el futbolista Andrés Iniesta, comenzaron la ruta, cruzando por su Plaza Mayor, que la conforman El Pilar, fuente con cuatro caños, cuya construcción se realizó en 1789 y el Ayuntamiento.

Visitaron el antiguo lavadero, muy bien conservado, después de la restauración realizada el 2009, a día de hoy se sigue utilizando, y pasaron por la puerta de la ermita del Cristo. Tras atravesar la carretera cogieron el camino que les llevaría hacia los restos de las Termas Romanas, conocida en Fuentealbilla como “La Fuente Grande”, resto de una cisterna romana que todavía permanece en buen estado de conservación y justo al lado de lo que era en aquella época una fábrica de cerámica, la cantidad de resto de vasijas, ánforas y demás enseres así lo atestiguan. 

Siguieron caminando entre viñas hasta la Caseta de la Vía, una de las dos estaciones construidas en Fuentealbilla para la línea Baeza-Utiel, continuando por la Vía Verde que comunica los 25 viaductos construidos. Uno de ellos se encuentra en Fuentealbilla, con una longitud de 138,6 metros y debe su nombre al paraje en que se edificó, la Cañada del Cardenal, que antaño fue un río y ruta de importante comunicación muy utilizada en la época ibérica y romana. Con unas impresionantes vistas desde este viaducto, lo atravesaron y almorzaron a los pies de él, con bebida fresca, incluido el fantástico vino de la cooperativa del pueblo, que el Ayuntamiento tuvo a bien agasajarlos.

Abandonaron definitivamente la vía, y por terrenos de cultivo, principalmente viña, se dirigieron a uno de los rincones más bellos “El Galayo”, una de las zonas paisajísticas más ricas de Fuentealbilla: La Cañada. Esta rambla estacional cruza los términos de varios pueblos antes de llegar al Júcar, a la altura de Jorquera. En dicho paraje se sitúa La Fuente del Galayo, que debe su nombre a la prominencia aguda de una roca pelada que, de forma espectacular, se eleva sobre los montes circundantes. Alberga un bello estanque, que ya en el siglo XVIII despertó gran interés la riqueza y variedad de sus plantas medicinales.

Aquí el Ayuntamiento les tenía preparado otro avituallamiento, bebida fría, que durante toda la ruta les iban ofreciendo y unos dulces buenísimos. Esta zona está prevista de mesas, bancos, papeleras,…para el disfrute del viajero.

Les quedaba todavía otro desnivel de subida de casi 100 metros, quizá el más fuerte de la ruta, atravesando la Rambla de las Carboneras, nombre que también recibe esta Sierra. Así llegaron hasta lo más alto, donde sobre un gran montículo de piedras se sitúa una bandera en lo alto. Las vistas eran impresionantes, se podía contemplar todo el pueblo y alrededores, merecía la pena la subida.

Siguieron por la cresta para llegar a una preciosa zona llamada Los Toriles, paraje con una orografía especial y que antes se utilizaban para guardar el ganado, el entorno y el olor a la gran cantidad de plantas aromáticas era impactante. Desde aquí solo quedaba regresar al pueblo a comer

Una preciosa ruta, con un impresionante despliegue logístico y unos bellos rincones, que hizo disfrutar a los cincuenta participantes de esta actividad, que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete. 

La siguiente cita será tras la Semana Santa, el sábado, 27 de abril, en Peñas de San Pedro. Una prueba denominada “Peñas de San Pedro-El Sahuco”, circular, de una dificultad baja, 17 kilómetros de distancia y unas cinco horas de duración.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.