El Hospital de Albacete implanta una nueva técnica para el tratamiento del ictus

TOyota

El Área Integrada de Albacete ha implantado una novedosa técnica para el tratamiento del ictus denominada neurointervencionismo. Dicho procedimiento permite acceder a la arteria dañada y evitar el sangrado cerebral.

Este sistema también permite extraer y liberar, mediante un cateterismo, una obstrucción arterial producida por un trombo que desencadena un infarto cerebral, producido por un ictus isquémico.

Ictus 2

albaluz

Dicha implantación ha sido posible gracias al apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha, y en concreto de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, pero sobre todo al trabajo y capacitación de un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales de los servicios de Neurología, Urgencias, Neurocirugía, Radiología, Medicina Intensiva, Anestesia y Radiología. Durante su formación este equipo ha estado acompañado por profesionales del Hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia), que ha contribuido a dicha implantación en el Hospital de Albacete.

El Ictus es la principal causa de mortalidad y morbilidad en Castilla La Mancha y consiste en la obstrucción (Ictus isquémico, 80%) o ruptura (hemorragia cerebral, 20%) de una arteria cerebral.

En el caso de aneurismas cerebrales se producen cuando hay un área debilitada en la pared de una de las arterias, dando lugar a un ictus hemorrágico cuando éstos se rompen. Dicha patología destaca por su gravedad y su tendencia a afectar a pacientes más jóvenes. El procedimiento neuroradiológico para el tratamiento de los ictus hemorrágicos consiste en localizar la arteria afectada y tratarla mediante embolización para evitar la cirugía cerebral.

Tecnica Ictus

En caso de ictus isquémico, esta técnica permite la desobstrucción de la arteria y puede llevar a la curación del paciente. Si no se consigue dicha desobstrucción (recanalización) de la arteria cerebral, en las primeras cuatro horas y media, se produce la muerte de neuronas de forma irreversible y ésta es causa de síntomas como discapacidad, invalidez grave e incluso la muerte del paciente. El procedimiento consiste en la introducción de un catéter por la arteria femoral, desde la ingle, hasta la arteria cerebral donde se encuentra alojado el trombo, y la posterior retirada del mismo.

Hasta el momento, los profesionales del Área Integrada de Albacete han realizado esta técnica en dos ocasiones, lo que ha hecho posible que dos pacientes hayan salvado su vida y que las posibles complicaciones sean menores.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.