Home » Deportes » La nieve obligó al cambio de planes en la Ruta Senderista de la Diputación en Munera

La nieve obligó al cambio de planes en la Ruta Senderista de la Diputación en Munera

palazon

Este domingo, día 28 de enero, tuvo lugar la tercera cita de la quinta edición de las rutas de senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete, para promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos. Tras el éxito de las anteriores en Alpera e Higueruela, le tocaba el turno a Munera.

La ruta, denominada “Ruta del Encinar Mediterráneo”, circular, de dificultad baja y 18,6 kilómetros de distancia, hubo que suspenderla debido a la gran cantidad de agua, a veces nieve, que caía a la hora de emprender la marcha, a las nueve de la mañana, pero los participantes pudieron disfrutar de otro recorrido, gracias al patrimonio e historia que tiene Munera.

Tras la incertidumbre de si paraba o no la lluvia y decidir si se podría realizar la ruta, alrededor de las diez deciden cambiar la ruta senderista por el encinar mediterráneo por hacer una ruta cultura y visitar parte del patrimonio cultural que tiene Munera.

boletín

Acompañados por las guías de la Asociación Cultural y de Turismo “TURIMAN”, visitaron en primer lugar La Ermita de Nuestra Señora de La Fuente, situada a las afueras del pueblo, cercana al castillo y al Molino de la Bella Quiteria.

En una nave anexa, tomaron un tentempié gracias a la gentileza del Ayuntamiento de Munera.

Desde allí, con lluvia y viento se desplazaron hasta la iglesia de San Sebastián que se sitúa cerrando uno de los laterales de la plaza principal de la localidad, frente al Ayuntamiento, y data del siglo XV. En ella se pueden observar dos estilos arquitectónicos distintos. Por una lado, el gótico, con grandes muros de argamasa, arcos ojivales, ventanas pequeñas y contrafuertes. Y por otro, el renacentista, donde los arcos de medio punto, los pilares y una sobria decoración dan forma al crucero de la Iglesia.

Continuaron con su recorrido cultural, visitando el museo foto-etnológico “La Molineta” que se encuentra dentro del casco urbano de la Villa de Munera, junto al Monumento de los Agricultores.

Actualmente, el Museo Foto-etnológico “La Molineta”, cuenta con una galería de fotos, recogidas en las tres plantas del antiguo molino. Todas las fotos recogidas componen una muestra de los modos de vida, actividades y festividades del pasado de la Villa.

Como última de las visitas de esta ruta se desplazaron hasta el castillo, una fortaleza medieval situada en las inmediaciones de la población, sobre un pequeño cerro. En su origen fue un yacimiento de la Edad de Bronce perteneciente a la Cultura de Motillas.

En la actualidad, el castillo de Munera cuenta con la condición de Bien de Interés Cultural y está siendo excavado, pudiéndose observar, tras diversas campañas, la Torre del Homenaje, el muro Barbacana o el Paseo de Ronda de la etapa medieval y el Foso, silos y diversos morteros de la Edad de Bronce.

Complementa este paraje el Edificio de Los Casares, una casa fuerte de más de diez metros de altura y que aún no ha sido excavado. Su estructura recuerda a edificaciones del norte de África y Persia aunque su construcción es posterior a la destrucción del castillo.

Ya, como colofón a una mañana muy instructiva, en el restaurante donde comerían, y dirigidos por las guías de la Asociación Cultural y de Turismo “TURIMAN”, vestidos con trajes de la época y como actores parte de los senderistas, hicieron una pequeña y divertida representación de las bodas de Camacho.

La impronta de Cervantes en esta villa está estrechamente unida a los capítulos XIX, XX y XXI de la segunda parte de su universal obra: los capítulos del pastor enamorado más conocidos como Las Bodas de Camacho. En el pasaje, Don Quijote y Sancho Panza son testigos de una boda peculiar, donde el amor vence al interés de la mano de sus protagonistas: Basilio el pobre, Camacho el Rico y la Bella Quiteria.

Una ruta distinta y entretenida, donde descubrieron parte de la historia del vecino municipio de Munera, que sorprendió e hizo disfrutar a los cincuenta participantes de esta actividad, que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente cita será el próximo domingo, día 4 de febrero, en Villamalea, denominada “Tollo de la Tortuga”, una ruta circular, de dificultad media-alta y 13 kilómetros de distancia.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.