Home » Albacete » VÍDEO | ¿Cómo funciona la depuradora de la ciudad de Albacete?

VÍDEO | ¿Cómo funciona la depuradora de la ciudad de Albacete?

palazon

/Llanos Esmeralda García/ Fotos: María Guerrero/Vídeo: María Panduro/

Aguas de Albacete se encarga del tratamiento de las aguas residuales de la capital. Dichas aguas llegan hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Albacete, que cuenta con una capacidad media diaria de 25.000 metros cúbicos, gracias a la red de alcantarillado.

boletín

El agua no acaba su recorrido cuando sale del grifo y es que después de que la utilicemos, se va por el desagüe con la calidad disminuida. Lo mismo sucede con el agua pluvial que se recoge a través de sumideros e imbornales, que junto con la suciedad de las calles, se filtra a través de éstos hacia las tuberías. El agua residual de Albacete es recogida a través de más de una docena de colectores generales que desembocan en un emisario general que discurre paralelo al Canal de María Cristina y desemboca en la Estación Depuradora.

 

 

Hasta la EDAR llega el agua residual urbana de la ciudad de Albacete y del colector que une las aguas industriales de los polígonos Campollano y Romica, ambas aguas se tratan en un primer momento por separado hasta el proceso de decantación.

Así, en una primera fase se intenta eliminar aquellos objetos de mayor tamaño, arenas y otros sedimentos. Un primer proceso en el que las aguas residuales urbanas comienzan “con el desbaste de grueso” sobre todo se eliminan toallitas, trapos o bastoncillos de los oídos “pasamos por varios desbastes intentando quitar todos los sólidos posibles, para que pase el agua lo más limpia posible al siguiente proceso”, detalla a El Digital de Albacete Nazareth Tébar, responsable producción de la EDAR Albacete.

 

 

Uno de los peores enemigos del sistema de alcantarillado de la ciudad y de la depuradora de Albacete son las toallitas húmedas. Sólo un dato: en la ciudad de Albacete, al día, se gestionan, a través de la Estación Depuradora de Aguas Residuales 1.000 kilos de toallitas que han ido a parar allí tras tirarlas al inodoro.

Después del proceso de desbaste, el agua residual industrial llega a un desarenador/desengrasador, en dos cámaras donde “intentamos quitar todas las arenas que vengan arrastrando y la grasa que traiga disuelta. Emulsionamos la grasa y la retiramos”, esgrime Nazareth.

Decantadores y digestores

El siguiente proceso para aguas residuales urbanas e industriales ya mezcladas es el de decantación primaria “hacemos una decantación de forma física, donde el fango se va al fondo de los decantadores y el agua clarificada sube y se recoge”, explica Nazareth.

Todo el fango que se recoge de los procesos de depuración, a partir de los decantadores primarios llega a los digestores donde tienen un tiempo de residencia de 21 días, consiguiendo que el fango no tenga ningún tipo de microorganismo que pueda ser perjudicial para el medio ambiente, detalla Nazareth que el fango se acondiciona, “se deshidrata para posteriormente ser utilizado para la agricultura”.

Los gases provenientes del tratamiento del fango se gestionan en la EDAR de dos formas, una con la quema del gas sobrante; y otra, parte del gas se utiliza para calentar agua para los digestores. Incluso ese gas sobrante podría generar energía eléctrica, un proceso en el que están en marcha.

Lechos bacterianos

Una vez el agua está clarificada proveniente de los decantadores primarios el proceso de depuración empleado en la Estación de Depuración es el de lechos bacterianos, un sistema de depuración biológico aerobio cuyo funcionamiento se basa en hacer circular, a través de un medio poroso, aire y agua residual.

“Están configurados en forma de cultivo fijo no sumergido y compuestos por un lecho de plástico, y en cuya superficie se aplican de forma uniforme los líquidos residuales en forma de lluvia”, explica Nazareth las bacterias se van adhiriendo a estos lechos, “una vez que baja el agua de una altura de 10 metros, se vuelve a recoger y de ahí pasará a un segundo decantador por si todavía quedara algo de sólidos”. En una decantación secundaria se separaría el fango del agua depurada, ese fango volvería a digestores.

Una vez clarificada el agua en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Albacete saldría de la planta minimizando el impacto medioambiental y reaprovechando el máximo de agua posible.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.