Home » Agricultura » ESPECIAL | Alimentos de Castilla-La Mancha, garantía de calidad

ESPECIAL | Alimentos de Castilla-La Mancha, garantía de calidad

palazon

/Sandra Manzanares/

Vino, queso, jamón, cordero manchego, azafrán o Pan de Cruz son algunos de los productos de los que es rica Castilla-La Mancha, de los que además, muchos de ellos cuentan con el sello distintivo de Indicación Geográfica Protegida. Alimentos de calidad que otorgan a nuestra región un toque diferencial que la hace lugar de parada obligatoria en las rutas gastronómicas más importantes del país. De sus cinco provincias emana el sabor de la tierra, el esfuerzo de sus agricultores, ganaderos y artesanos y sobre todo, el cariño que hace de su trabajo un auténtico manjar para los sentidos.

Desde bebidas como el vino de calidad diferenciada en todas sus variantes hasta postres como los Miguelitos de La Roda o los melones de Tomelloso, pasando por embutidos, la perdiz escabechada de Motilla del Palancar o las Berenjenas de Almagro, nuestra tierra ofrece un amplio abanico digno de los mejores banquetes que permite al cocinero combinar productos, que después disfrutará el comensal, para la elaboración de platos tradicionales como las migas, la sopa castellana, las gachas, el pisto o el gazpacho manchego, y como no, la innovación en la alta cocina creando platos en los que jugar con sabores dulces como la miel de La Alcarria, el ‘oro rojo’ de Santa Ana o el queso artesano de cualquier zona del territorio manchego.

boletín

Por destacar un producto de cada provincia, diremos que el mazapán de Toledo ya era conocido en el siglo XVI como un delicioso dulce elaborado de forma artesanal compuesto de almendra molida y azúcar. Todo un capricho que se deshace en la boca, y aunque es consumido en su mayor parte en Navidad, en la provincia toledana se vende durante todo el año, siendo la “anguila” una de sus presentaciones más características, en forma de serpiente enrollada y decorada con frutas escarchadas.

Continuando con los productos dulces, de Albacete nos quedaremos con sus tradicionales Miguelitos de La Roda, hechos a base de fino hojaldre, que pueden ser rellenos de crema, chocolate negro o blanco, al gusto del consumidor; y son espolvoreados con azúcar glas; elaborados, como no, de manera totalmente artesanal. En los años 60 nacía este postre de las manos de Manuel Blanco, que según la leyenda, dio a probar a uno de sus amigos, Miguelito, a quien tanto gustó el pastel que siempre volvía a por más, quedándose él con los dulces y los dulces con su nombre. En 2015, el Ministerio de Turismo concedió el título de registro de marca a la Asociación de Productores de Miguelitos de La Roda.

De Guadalajara, la aromática miel de La Alcarria destaca por su sutileza y calidad, fruto de los paisajes naturales de esta provincia que son exclusivamente florales y que permiten el origen de tres variedades como es la procedente de flor de espliego, la de romero y la multifloral. De textura fina y cremosa, su cuidada elaboración hace que este producto conserve todas sus propiedades y ofrezca tanto cualidades terapéuticas como aromáticas al consumidor que puede utilizar este producto en platos principales o en postres. Una de las recetas que se pueden hacer con miel es el ‘Rissoto de berenjenas con miel’: para dos personas necesitaríamos dos berenjenas, 180 gramos de arroz, media cebolla, verdura picada al gusto, miel, queso parmesano rallado, aceite, sal y pimienta. Un plato original, sencillo y saludable.

El Ajo Morado de Las Pedroñeras es el alimento más reconocible de Cuenca, su fuerte olor y sabor picante le hacen parte indispensable de la gastronomía mediterránea siendo la base de multitud de platos como el atascaburras, las migas, la perdiz en escabeche, típica también de Cuenca; de los revueltos de verduras, setas y pescados, además de salsas y ensaladas. Se trata de un producto que se consume tanto crudo, como cocido o frito y cuyas propiedades son ricas en yodo y alicina, capaz de combatir el colesterol alto y de evitar la formación de trombos y coágulos. Para añadir al recetario podríamos mencionar las migas, a realizar con trozos molidos de pan duro sofritos en aceite con ajos, torreznos, panceta o chorizo, al gusto, y pimentón.

Por último, Ciudad Real tiene entre sus alimentos más conocidos las típicas Berenjenas de Almagro, popularizadas en cada rincón de su provincia y que traspasan fronteras. Detrás de esta tapa se encuentra su aliño de vinagre, aceite de oliva de la tierra, sal cominos, ajos, pimentón y agua fermentadas a lo largo de dos semanas, que hacen de este producto uno de los más demandados por su particular sabor que se vincula con la gastronomía árabe y que suele rellenarse con pimiento rojo.

Salta a la vista que Castilla-La Mancha es tierra de calidad y de productos con los que se pueden elaborar menús completos y sabrosos con todo lujo de detalles para sorprender en estas fiestas navideñas.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.