Home » Albacete » La portería del Alba se hace cada vez más pequeña

La portería del Alba se hace cada vez más pequeña

Estuche

/Hugo Piña/

La llegada de Rubén Miño a la portería del Albacete Balompié era una de las necesidades más apremiantes en una secretaría técnica que ahora afrontará, toda vez que se abra el mercado de invierno, el primero de sus problemas. Y es que el cancerbero barcelonés Rubén Miño no cuenta, a día de hoy, con ficha federativa, pues el Alba ya tiene cubiertas las 25 fichas reglamentarias y la llegada del ex del Barcelona o Real Oviedo no puede darse. Al menos hasta que se abra la ventana invernal, que será ya en 2018 y que traerá consigo que alguien tenga que marcharse para poder inscribir el Albacete a su nuevo portero Miño.

Las cábalas se han abierto y sobre todo las miradas se han centrado de manera directa sobre los porteros del Alba, pues con un Tomeu Nadal que podría seguir renqueante tras romperse la nariz, se pensó en si éste se terminaría realizando una operación quirúrgica que le apartase del verde durante un tiempo. Sin embargo, esta opción queda desechada y como puede adelantar El Digital de Albacete, Tomeu no se operará de la rotura parcial de nariz. Al menos de momento.

boletín

Es por ello que la otra opción es la que más fuerza cobra ahora mismo. La salida en enero de Danny Carvajal de la portería del Albacete, ya que apenas ha contado con minutos y el tico es precisamente lo que desea. Rusia está a la vuelta de la esquina y Costa Rica necesita un portero de garantías que durante el presente curso demuestre tener capacidades para afrontar nada más y nada menos que la disputa de un mundial de fútbol. El problema en su caso sería la alta ficha que mantiene, pues la rescisión de contrato parece lejana mientras que una posible cesión (tras lo argumentado por la secretaría técnica desde su llegada en verano) quizá se pudiera ver con buenos ojos.

De momento no hay nada cierto y las conjeturas son máximas en un horizonte que en las próximas semanas tendrá que ver la luz, pues Rubén Miño, que llegó ayer y se entrenó esta mañana por primera vez a las órdenes de Martín Monreal, no tendrá ficha hasta 2018. Y es que primero hay que ‘aligerar’ la plantilla para que el catalán pueda luchar por hacerse con un puesto en la portería del Albacete Balompié. Eso como decimos, será a partir de enero y tras antes dar el club alguna baja.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.