Home » Deportes » San Pedro y Pozo Lorente hicieron las delicias de los senderistas de Diputación

San Pedro y Pozo Lorente hicieron las delicias de los senderistas de Diputación

palazon

Doble cita este fin de semana con el senderismo de la mano de la Diputación Provincial, en San Pedro el sábado y en Pozo Lorente el domingo. Así, este sábado, día 25 de noviembre, se celebró la trigésima sexta de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la IV Edición de Rutas de Senderismo. La ruta se denominaba “Cañada Juncosa-La Morrica”, un bonito recorrido que llegaba hasta la cumbre denominada Cabeza de Mahoma, desde donde se podía ver el Sahúco. Comenzaba en la pedanía de Cañada Juncosa (San Pedro) y discurría por su término municipal. Con una dificultad técnica media y un recorrido circular de algo más de cinco horas de duración.

La actividad comenzaba sobre las 9 de la mañana, con el cielo cubierto y un poco de frío. Tras la bienvenida de Daniel Sancha, alcalde de San Pedro, quien les acompañaría durante toda la ruta, los senderistas partieron desde la pedanía de Cañada Juncosa Cañada Juncosa, Cañicosa, para los lugareños en dirección al Sahúco tomando el segundo camino a la derecha, bordeando la finca de Peñablanquilla. Entre campos de cultivo con olivos y almendros principalmente hasta que el valle se va cerrando entre pinos y el monte bajo rico en romero, tomillo, espliego, aliagas, y torvisco, y andando paralelo al Barranco del Poyo, pudieron observar los restos de una gran calera, antes de llegar hasta un cortijo derruido donde una fuente le da nombre, Fuente Lipe, antaño tierra de viña y setas, donde los jóvenes, y no tan jóvenes, tiempos atrás iban a pasar Jueves Lardero.

boletín

Desde aquí se desviaron un par de kilómetros para visitar la Campana, unas enormes rocas en lo alto de una loma desde donde se podía observar unas vistas impresionantes.

En esta zona, con suerte, puede avistarse una rica fauna entre la que se cuenta el águila real, la cabra montesa, jabalí, ciervo, perdiz, conejo, ardilla, pájaro carpintero, herrerillo….

El camino, ahora del Berro, prosigue, zigzaguea y desciende hasta un arroyo, para iniciar a la derecha la subida hasta el Robledillo, donde una estupenda fuente mana sin parar.

Tras una parada para el almuerzo continuaron para coger un tramo por un estrecho y bonito torrente, que poco a poco se iba abriendo y donde se podían observar pequeños bancales escalonados decorados con pequeños robles tapizados con sus amarillas hojas.

Llegaron hasta una pista donde se encontraba otra calera, está más pequeña. Aquí la cosa se ponía más seria, había que empezar a subir una gran pendiente hasta llegar a la Cabeza de Mahoma (1.286 m), punto más alto del término de San Pedro, conforme se iba ganado altura la parada para observar las preciosas vistas era una bonita excusa para descansar. Merece la pena el esfuerzo porque una vez arriba las vistas son impresionantes, observando la gran panorámica, vemos como San Pedro es la puerta a la Sierra, se pueden ver los llanos de La Mancha, las sierras de Alcaraz y Segura, y un buen número de aldeas y pueblos, la morra del Pozuelo, La Peña del Roble, La Almenara y la pedanía del Sahúco muy cerca.

Comenzaron el descenso, siguiendo la mojonera, que delimita los términos de San Pedro, Casas de Lázaro y Peñas de San Pedro, una bajada un poco complicada al principio debido al gran desnivel que hay, hasta llegar a una cómoda pista que pasa cerca de un corta fuegos, por el cual también se podría bajar aunque jugándose el tipo debido a la gran inclinación que tiene. Regresando por el mismo carril, a la derecha se llega hasta la Morrica de Oriñuela, yacimiento del bronce donde pueden observarse restos arqueológicos. Continuaron por el camino del Sahuco a buen ritmo, hasta llegar de nuevo a la pedanía. En su ermita, en las fiestas de San Antonio, los lugareños cantan una novena, “los pajaritos”.

POZO LORENTE

Ya el domingo, día 26 de noviembre, se celebró la trigésima séptima de las rutas. Se denominaba “Ruta Ermita-Las Carrascas”. Es Pozo Lorente tierra eminentemente ganadera, era muy frecuente encontrar a los pastores con su ato a lomos de su borrico para al caer la noche estrellada del verano, hacer su majada en cualquier lejío o aprisco. El valor paisajístico se encuentra en la variedad de plantas aromáticas, espartizales, enebros, pino mediterráneo y mata carrasca. La caza menor y mayor supone un importante ingreso para el municipio, siendo la perdiz y el conejo los más abundantes. Su topografía es suave, encontrándose su mayor altura en el punto geodésico del Cerro Calderón (1.150 metros aproximadamente).

Con principio y final en el área Recreativa de La Ermita de San Isidro, una dificultad técnica baja y un recorrido circular de 16 kilómetros y de unas cinco horas de duración.

Fueron recibidos por el alcalde, Luis Miguel Atienzar Núñez, en un refugio muy bien acondicionado en el área Recreativa de La Ermita de San Isidro, y comenzaron el recorrido tras la tradicional foto de grupo en la Ermita de San Isidro, una construcción sencilla, moderna y arqueada, donde se lleva cada 15 de mayo la imagen del santo en romería para compartir rogativas, charangas y especialmente apetitosas viandas. Comenzaron desde esta ermita, construida en advocación a San Isidro, y siguieron por el camino del Vallejo donde en poco tiempo llegaron hasta el “cuco de Antón” una bonita construcción bien conservada pegada al camino, siguieron para caer a los viñedos del Atajillo y continuar por la pista de la derecha hacía la “losa de Pedro” situada junto al camino en el cerro Calderón para llegar a la Casilla de la Seca, en cuya proximidad se encuentra una pequeña sima.

Hacía sol aunque no calor, se notaba el fresco conforme iban cogiendo altura, entre pinos y monte, continuaron hasta llegar al Vallejo de Arroz, no sin antes divisar los pinos rodenos de Floirán y continuar por este camino más abrupto, hasta un lugar preparado con mesas y bancos para el disfrute y descanso, a la sombra de unas enormes Carrascas, conocido con ese mismo nombre el lugar, aprovecharon las fantásticas instalaciones para almorzar. Desde aquí comenzaron a bajar, dejando a la derecha la Cuesta Mata Mulas (su nombre habla de la dificultad de superar por las caballerías y sus carruajes), a unos quinientos metros a la izquierda dejaron la Fuente Jordana, manantial de escaso caudal. Algo más abajo a la derecha, un pequeño caserío conocido como Casas del Trueno ó El Cañejar siguieron la pista forestal de la izquierda y pasaron por la Casilla de Pascual José y desde allí por la Losa del Collao al punto de partida.

Dos bonitas rutas, que han hecho disfrutar a los 100 participantes de esta actividad, de las maravillas de entornos naturales que esconden nuestros municipios, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente ruta será este domingo 3 diciembre, en Socovos, denominada “Ruta Arroyo de Socovos y Tazona” de dificultad media y 12 km de distancia, con salida a las 9:00 desde la Plaza Doctor Fuster (Feria) del municipio.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.