Home » Agricultura » Albacete acoge las conclusiones del proyecto europeo ‘Fátima’, referente para rentabilizar cultivos

Albacete acoge las conclusiones del proyecto europeo ‘Fátima’, referente para rentabilizar cultivos

Estuche

La Diputación de Albacete ha acogido la presentación de las conclusiones del proyecto europeo ‘Fátima’, en el que participan 12 países y que permitirá, según han explicado sus coordinadores, rentabilizar los cultivos a través de las últimas tecnologías de teledetección aplicadas al agua y los nutrientes para aplicar a grandes explotaciones comerciales de regadío lo que requieran en cada caso.

El proyecto de fertilización a dosis variable, que arrancó en 2015, y que está financiado por la Comisión Europea, ha sido coordinado en España por Anna Osann y el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha, Alfonso Calera, y participan en él, además de una veintena de agricultores de la provincia de Albacete, el Instituto Técnico Agronómico Provincial (ITAP).

Según Calera, esta proyecto europeo, cuyo núcleo central ha sido esta zona de Castilla-La Mancha, y cuyo “impacto no se quedará solo en Albacete ni en nuestro país”, sino que llegará “al resto de Europa”, representa la “posibilidad real” de hacer una agricultura “sostenible y de precisión”, incorporando las últimas tecnologías y adaptando la maquinaria actual, a través de casos de éxito en parcelas comerciales y grandes superficies.

boletín

“Es un caso de éxito claro”, ha asegurado, ya que ha permitido incrementos “importantes” de producción en miles de hectáreas de la provincia donde “ya se siguen recomendaciones de agua directamente del satélite”.

Además, como ha explicado, otro dato importante de los ensayos realizados es que puede dar respuesta a que no exista contaminación por nitratos porque se ajusta la cantidad de nitrógeno que se aplica a la cantidad que extrae el cultivo, algo “esencial porque si no se aplica lo que hace falta puede acabar en las aguas subterráneas, que es un problema serio desde el punto de vista de la rentabilidad social y ambiental”.

De esta forma se aplica tecnología por satélite para aplicar exactamente lo que necesita el cultivo, tratando cada pixel de tierra como si fuera una parcela independiente, y ajustando la cantidad que necesita  a cómo se desarrolla el cultivo. En eso consiste la fertilización a dosis variable, ha explicado Calera, en “integrar esas imágenes para intentar resolver las dudas de los agricultores, sobre dónde y cómo se aplica el agua y los nutrientes, ajustándolos y siendo capaces de saber cuánta agua demandan los cultivos”.

La también coordinadora del proyecto ‘Fatima’, Anna Osann, ha puntualizado que se trata de un proyecto “excepcional”. “Lo dicen los propios agricultores tanto en España como en otros países donde se están llevando también a cabo los ensayos”, ha asegurado. “Lo denominan como la revolución agraria, que consiste en producir más con menos”.

Por su parte, el director del ITAP, Ramón López, ha asegurado que estos ensayos consiguen “combinar la metodología tradicional de balance de nitrógeno con técnicas de teledetección para poder desarrollar una fertilización a dosis variable”, que es lo que demandan hoy en día los agricultores.

En este proyecto europeo han participado un total de siete zonas piloto de una docena de países, como España, Austria, Francia, Italia y Grecia, con cultivos tan dispares como el maíz y el trigo –en el caso español– o algodón, tomates, remolacha o patatas. Los ensayos terminarán dentro de tres meses pero seguirán en las mismas líneas de investigación.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.