Home » Albacete » VÍDEO | Los mejores pilotos de la OTAN se forman en Albacete

VÍDEO | Los mejores pilotos de la OTAN se forman en Albacete

Estuche

/Sandra Manzanares/Vídeo: Jennifer Comuñas/Fotos: María Guerrero/

El ‘Top Gun’ europeo se encuentra en Albacete. Y es que nuestra ciudad acoge desde el año 2009 el Programa de Liderazgo Táctico. Un programa fundado por diez países de la OTAN con el objetivo de mejorar la “efectividad” de las Fuerzas Aéreas Aliadas a través de la especialización de sus pilotos.

boletín

Profesionales experimentados con más de 1.000 horas de vuelo a sus espaldas que hacen del Programa de Liderazgo Táctico, TLP, más que una escuela de pilotos, un centro de excelencia en el que estos alumnos aprenden a pensar en un idioma común: el del trabajo. De esta manera, y con la unificación de los criterios y las formas de trabajo, la tripulación alcanza el estatus de comandante de misión, lo que les capacita para planificar, informar y dirigir operaciones aéreas conjuntas con grandes paquetes de aviones. Para ello, los pilotos se entrenan en misiones reales, con material real.

En nuestra visita a la Base Aérea de Los Llanos, concretamente a las instalaciones que albergan el TLP, el Coronel del Ejército del Aire y Jefe del TPL, Luis Villar, detallaba que, en las operaciones aéreas entre las Fuerzas Aliadas, que son las de la OTAN, convergen aviones diferentes, con  sus correspondientes características. “Cada vez es más difícil juntar todos los medios para entrenar y es muy difícil para una nación tener las misiones de entrenamientos suficientes con las que los pilotos  puedan calificarse y ser capaces de realizar estas operaciones tan complejas”, explicaba el Coronel, señalando así uno de los motivos de este acuerdo entre los países de la OTAN.

Luis Villar, Coronel del Ejército del Aire y Jefe del TPL

Con aviones como los ‘Hawk’ de Reino Unido, los ‘Mirage 2000’ y ‘Rafale’ franceses, ‘Eurofighter’ italianos, españoles y alemanes; el ‘Tornado’ alemán o el ‘F-18’ español se trabaja en este curso del TLP, en el que se graduarán en operaciones aéreas 18 profesionales. Cada uno de estos pilotos llega a la Base de Los Llanos con su propio avión, lo que trae consigo un gran despliegue de personal que es necesario para materializar las operaciones. Así, los participantes toman el papel del “enemigo”, permitiendo que los pilotos se entrenen contra alguien, también llegan a Albacete aviones de control aéreo y como no, el personal de mantenimiento asignado a cada avión, formando un total de 600 personas en esta promoción. Y es que, “igual que un piloto no puede volar con un avión de otro país que no conozca, un mecánico no puede trabajar bien en un avión que no conozca”, remarcaba el Coronel Villar.

Puesta a punto

Los aviones son elementos complicados y precisan de revisiones permanentes. Por cada hora de vuelo, una aeronave puede requerir un trabajo en tierra de casi 40 horas. En este sentido, el jefe de mantenimiento del TLP, el Subteniente Joaquín Criado, apunta que la labor principal de este departamento engloba el trabajo directo con los aviones remarcando que, para volar, y también adelantándose a los imprevistos, las aeronaves tienen que estar siempre a punto.

Subteniente Joaquín Criado, Jefe de mantenimiento del TLP

Cualquier trabajo que implique las instalaciones de la Base Aérea de Los Llanos se coordina al milímetro de manera que este vasto engranaje que sustenta el TLP funcione a la perfección. El curso principal de este programa es el de vuelo, del que al año se realizan cuatro y que permite llevar a la práctica misiones complejas como la localización de almacenes de bombas o el rescate de rehenes en zonas conflictivas. Si volar es, de por sí un riesgo cierto, estos pilotos trabajan en entornos delicados, por lo que la autocrítica es un eje fundamental en su aprendizaje. De hecho,  “hay muy poca gente que falle”, indica el Coronel Villar, y cuando se da el caso, son los mismos pilotos quienes abandonan el curso.

Interior de la Base

Dentro de los muros de la Base Aérea de Los Llanos se respira “mucho trabajo”, reconoce el Coronel Villar, quien nos relata que los pilotos se levantan temprano por la mañana para preparar la misión que se les asigna. Una vez fijado el objetivo se reparten las tareas, lo que incluye el nombramiento del comandante jefe de la misión, y se procede al planning de la misma. A las 15:00 horas se procede al despegue de los aviones que vuelven a las Base sobre las 17:00 horas. Tras ello, se analizan los datos y se ofrece un briefing en el que los participantes de la misión analizan el desarrollo de la misma.

Los turnos de distribución de vuelo pueden ser tanto nocturnos como diurnos, aunque en este curso, los instructores prefieren trabajar la visión diurna, ya que en las horas de la noche existen restricciones que impedirían llevar a cabo una misión de manera amplia, refleja el Coronel, quien ha querido resaltar el trabajo de un equipo completo, pues detrás del piloto hay un grupo de profesionales que analiza los datos que contiene el avión, tanto fallos como aciertos, con los que los alumnos aprenden lecciones que poner en práctica el día siguiente.

TLP en Albacete

Una treintena de aviones descansan sobre la plataforma del TLP en Albacete, uno de los lugares que descubrimos de la mano del Suboficial Mayor Zarantón, que nos explicó la historia de esta escuela de pilotos. España, Francia, Alemania, Reino Unido o Italia son algunas de las naciones que forman parte del acuerdo de la OTAN a partir del que nació el TLP hace casi 40 años en Alemania y que en 2009 fue trasladado a Albacete.

Suboficial Mayor Zarantón

Localización idónea por encontrarse en una zona de vuelo libre y tener una climatología que facilita el vuelo, indicaba el Coronel Villar, apuntando que se han cancelado menos de un 6% de las misiones programadas, algo “impensable” en cualquier otro escenario. Escenario que, por cierto, se ha acostumbrado a la presencia del TLP, decía el Coronel, agradeciendo la acogida que la ciudad brinda a todo el personal.

Por todo ello, los profesionales del TLP esperan seguir afianzando en Albacete la progresión lograda hasta ahora, después de alargar su presencia en la Base Aérea de Los Llanos diez años más, es decir, hasta 2029. Cabe recordar que el acuerdo de las naciones para el TLP en España concluía en 2019. Respecto a la reducción de uno de los cursos en Albacete, pasando el próximo año de cuatro a tres, el Coronel explicaba que el TLP realizará este cuarto curso en otro país, probablemente en Italia, utilizando medios distintos a los que en nuestra ciudad pueden tener.

Más de cinco mil pilotos han sido los que han pasado por el Programa de Liderazgo Táctico a lo largo de su historia, un programa que celebrará su 40 aniversario el próximo año, con sede, en Albacete.

 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.