Home » Albacete » Mario Simón, ADN del Albacete Balompié en el banquillo del Lorca

Mario Simón, ADN del Albacete Balompié en el banquillo del Lorca

Estuche

/Hugo Piña/

Mario Simón Matías es desde hace unos días el nuevo entrenador del Lorca Deportiva de Segunda División B. En el grupo cuarto de la categoría de bronce y tras un inicio dubitativo en el plano deportivo, este joven técnico albaceteño ha sido llamado a llevar las riendas de un ambicioso proyecto en el que la familia ‘Cordero’ se encuentra inmersa y donde la sombra del Lorca FC de Xu Genbao les hace, al menos de momento, sombra tras su ascenso de hace unos meses a la Liga 1|2|3.

Feliz por volver nuevamente a sentarse en un banquillo, El Digital de Albacete se ha sentado con un Mario Simón al que la vida le ha cambiado, y en apenas unos minutos de manera casi radical. Y es que ha pasado de ir al Colegio Diocesano de Albacete e impartir clases a dirigir nada más y nada menos que las riendas de un equipo como el Lorca, mediando con su ‘cole’ una excedencia hasta el próximo mes de septiembre y pudiendo dedicarse, al menos hasta entonces, en cuerpo y alma a un banquillo en la categoría de bronce del fútbol español.

boletín

Sobre como se produjo su llegada la semana pasada al Lorca Deportiva, Simón Matías contaba que “me llamó Pedro Cordero y me preguntó por mi situación personal y laboral, diciéndome después que si quería entrenar al equipo” a lo que el protagonista en cuestión aseveraba a El Digital de Albacete que “nos pusimos rápidamente de acuerdo”. Un equipo por cierto al que Mario Simón subraya que “ya conocía porque lo había visto en varios partidos y a raíz de ahí se cimentó mi llegada al equipo”.

Tras varias temporadas sin sentarse en un banquillo y con el ‘típico’ gusanillo de regresar a uno, el joven técnico albacetense admitía que “el sábado en Granada tuve una sensación un poco extraña por estar ahí otra vez, tenía esos nervios y una sensación de responsabilidad aunque con la confianza de que el trabajo de la primera semana había sido bueno”, remarcaba. “Los futbolista fueron felices con lo que estaban haciendo antes y durante el partido que empatamos en Granada, eso nos dio confianza y nos sirvió para jugar un buen partido”, comentaba el ahora entrenador del Lorca Deportiva y que todavía sigue en los puestos bajos de la clasificación del grupo cuarto de Segunda B.

“Lo que me he encontrado en Lorca es mejor de lo que yo esperaba, porque cuando al final ves un partido desde la grada no conoces bien a los futbolistas. Y después de varias sesiones y de jugar un partido tengo que decir que las sensaciones son mucho más optimistas que cuando llegué. Veo a un grupo que asimila muy bien el trabajo, joven y que tienen hambre para ser algo en este mundo como futbolistas”, recalcaba un Mario Simón que desde el próximo miércoles residirá en Lorca y no tendrá que hacer los casi quinientos kilómetros diarios que separan la localidad murciana con Albacete.

Simón es un tipo humilde y sobre todo alguien preparado para vivir el día a día, y la máxima cuando uno es entrenador es precisamente esa una de las claves y sobre todo realidades del que es técnico; una profesión donde un día estás en el olimpo y donde al día siguiente se está en los infiernos. Por ello, y cuestionado sobre su estilo de fútbol, relataba que “nos tocará adaptarnos a las circunstancias del equipo y a la plantilla que tenemos”, si bien la idea del albaceteño Mario Simón en Lorca será la de “tener un equipo valiente, con personalidad, que proponga… aunque ahora mismo y con el equipo en la zona de descenso y a varios puntos de los puestos de salvación, buscamos que el futbolista vuelva a recuperar la confianza para proponer y pueda asumir ciertos riesgos”, relataba tras disputar con buenas sensaciones su primer encuentro a los mandos del Lorca Deportiva.

Preguntado en último término por cual es el objetivo del Lorca Deportivo y de Mario Simón, éste hacía referencia rápidamente a que “será el mismo y el de la permanencia. Si lo conseguimos será un éxito para todos y si no, será una pequeña decepción porque detrás hay un proyecto muy bonito para Lorca. Mis objetivos y el del club o los jugadores tienen que ir unidos y en la misma dirección” resaltaba el preparador albacetense que vuelve con esta nueva oportunidad que se le brinda a los banquillos españoles. “Soy muy optimista y creo que con el nivel que he visto en mis jugadores y sin conseguimos mantenerlo hasta el final seremos un equipo difícil de ganar y que va a conseguir sus objetivos a final de campaña”, concluía un Mario Simón que vuelve así a la ‘rueda de los banquillos’ tras la apuesta de los ‘Cordero’ en su figura para intentar revertir la situación del cuadro lorquino de Segunda B.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.