Home » Albacete » VÍDEO | Albacete se seca
Embalse de 'El Cenajo' en 2017 (izquierda) comparado con 2016 (derecha)

VÍDEO | Albacete se seca

maravides pequeño

/Sandra Manzanares/ Fotos y Vídeo: María Esperanza Panduro/

En pleno mes de Noviembre los embalses de la cuenca del Segura presentan una triste realidad. Pantanos a la sombra de lo que un día fueron. Imágenes que reflejan la sequía que asola nuestros campos, y es que, los embalses de la provincia de Albacete se encuentran bajo mínimos.

boletín

Embalse de La Fuensanta / Foto: Antonio Rodríguez

Los peces han dejado paso a otros animales que ahora transitan por un territorio, antes desconocido para ellos. Talave, Cenajo, Fuensanta o Camarillas han pasado de ser paraísos naturales a desiertos en cuestión de meses. Según datos de la Confederación Hidrográfica del Segura, en su conjunto, el estado de los embalses del Segura en este mes es de 152 hectómetros cúbicos de agua, mientras que la capacidad total es, nada más y nada menos, de 1.140 hm3. Es decir, los pantanos están a tan solo un 13% de su capacidad.

Desglosando estas cifras advertimos que Talave se encuentra al 17% de su capacidad, con un almacenamiento de 6 hectómetros cúbicos de los 35 que podría albergar, mientras que el pantano de Camarillas recoge 7 de los 36 hm3, situándose al 19% de su capacidad. Sin duda, las imágenes más impactantes las proyectan los embalses de Fuensanta y Cenajo, si el primero tiene una capacidad de 210 hectómetros cúbicos, actualmente almacena en su embalse tan solo 11 hm3, lo que significa el 5% de su capacidad. Igual que Cenajo, cuya capacidad roza el 6%, porcentaje que se traduce en un almacenamiento de 26 hectómetros cúbicos de los 437 hm3 posibles.

Los pantanos de la cuenca del Segura están a punto de ser declarados “embalses muertos” por su poca capacidad, alertan desde Ecologistas en Acción. Su portavoz, Cipriano Escribano, explica que este año no ha llovido y el agua “está agotada”. Si no llueve, la situación pasaría a ser de una “sequía absolutamente grave”, por lo que se contemplaría la puesta en marcha de “serias restricciones para el sector agrario”, y quizá para el sector industrial, posibilidad que Escribano espera no se materialice y poder así “garantizar” los recursos hídricos destinados al uso humano, detalla.

La realidad que sufren los embalses de la provincia de Albacete desemboca en una falta de disponibilidad del agua “bestial” que influye también en la fauna silvestre, con la consecuente pérdida de su hábitat y la desertización que ocurre “debajo de nuestros pies”, que afecta directamente a los acuíferos que estaban “someros” y ahora se encuentran a más de cien metros de profundidad, lamenta el ecologista.

Embalse de ‘El Cenajo’ en 2017 (izquierda) comparado con 2016 (derecha) (Sandra Sampedro)

Recursos subterráneos sobreexplotados, arroyos y paisajes de agua desecados que, además de tener graves consecuencias para el entorno, tienen evidentes efectos visuales. “Da pena verlo”, dice Rafael López, de la Agrupación Deportiva de Pescadores Talave, añadiendo que el pantano “está seco”. Como pescador y persona que ha crecido en este entorno: “se le cae el alma a los pies, de ver lo que ha sido y lo que es”, apunta. Lo mismo les ocurre a Sandra y Rafa, que pasan los veranos en los espacios rurales del Cenajo. Una zona que les cuesta reconocer, ya que hace un año, lo que ahora es superficie, antes quedaba sumergido por el agua.

Situación crítica derivada de la sequía y de los modelos de gestión de los recursos hídricos, dicen desde Ecologistas en Acción. En este punto, Escribano destaca que “no se puede gastar más agua de la que ha aportado el año hidrológico”, pues esto hace que un año de sequía “desbarate todas las previsiones que había en las cuencas, dejándonos ante la evidencia de que no estamos actuando sobre la realidad”, afirma.

Una realidad preocupante que necesita soluciones que podrían pasar por una reducción del consumo de agua en el sector agrario o el uso de las desalinizadoras, y es que, “o empezamos a reflexionar sobre lo que está pasando y donde tenemos los límites o todos los años vamos a tener sequía”, sentencia Escribano. Sequía que consume agua, tierras y recuerdos. Recuerdos como los de Rafael que espera que los paraísos que eran los pantanos, vuelvan a serlo. Mientras tanto, la orilla de los embalses sigue creciendo.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.