Home » Albacete » Si trabajas con el ordenador, esto te interesa

Si trabajas con el ordenador, esto te interesa

Estuche

/Sandra Manzanares/

Los ordenadores se han convertido en la herramienta de trabajo de muchos albaceteños. Un cambio en los hábitos y en las rutinas laborales que pudiera ocasionar problemas musculares e incluso oculares en las personas que se sientan frente a sus pantallas día tras día. Síntomas molestos que pueden evitarse con la prevención a través de una correcta higiene postural o con la visita a los especialistas de cada área al menor indicio, por ejemplo de fatiga o irritabilidad del ojo.

Contracturas, dolores de cuello, muñecas u hombros, lumbalgia o tendinitis se han convertido en las dolencias de muchas personas con la llegada de la era digital, que aumenta la presencia de ordenadores en diversos los ámbitos de la vida cotidiana, sobre todo, de empleados que pasan largas jornadas de oficina. De hecho, en la última década se ha duplicado el dolor de espalda entre la población, pues se realizan “trabajos más sedentarios que influyen en ello”, explica la fisioterapeuta de la Gerencia de Atención Integrada del Hospital de Hellín, Encarnación Rosa.

boletín

Como decíamos, el trabajador ha de tener en cuenta una serie de pautas para evitar la aparición de problemas por un mal uso de las herramientas de trabajo, como la silla, la mesa o la situación del equipo informático. Todos ellos puntos “muy importantes”, ya que los riesgos posturales pueden aparecer por adoptar malas posturas o mantener siempre la misma posición, precisamente para cambiar de postura se pueden realizar pausas en las que aprovechar para colocar bien el ordenador, la mesa o las sillas, aconseja la fisioterapeuta.

Herramientas de trabajo

Una silla adecuada es “fundamental” para permitir la movilidad del trabajador, por lo que la misma debe tener ruedas y estabilidad. Además, el respaldo llegaría como mínimo hasta la parte media de la espalda con unos elementos de regulación básicos para garantizar una “buena postura” que se consigue apoyando la espalda totalmente, y así, con los pies en el suelo, regular el asiento con la altura de la silla. Habría que tener presente que, si al ajustar la silla respecto a la mesa, los pies no llegan al suelo “deberíamos solicitar un reposapiés”, quedando la cadera y la rodilla a 90 grados.

Otro instrumento a tener en cuenta son los reposa-brazos para descansar tanto el antebrazo como el canto de la mano. Además, la pantalla debe estar colocada a una distancia de 55 cm de los ojos, y para evitar lesiones cervicales, la altura de la misma debería estar en consonancia con la de la mirada, o “algo por debajo”. Para aquellos que trabajen con ordenadores portátiles, recordarles que tienen la posibilidad de colocar elevadores sobre la mesa amortiguando el efecto de tener las cervicales en flexión.

Cervicales, tendinitis o síndrome del túnel carpiano provocadas por un mal uso del ratón que debe poder deslizarse con facilidad, preferiblemente sobre una alfombrilla reposa-muñecas para evitar la presión de la zona del túnel que “mucha gente que trabaja en oficinas padece”, detalla la doctora. Unas dolencias evitables, aunque cuando “ya está el mal hecho”, el médico es quien debe realizar las recomendaciones y el tratamiento en su caso.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.