Home » Albacete » TOROS | Extraordinaria tarde de toros en Albacete con triunfo de Pinar y Ureña

TOROS | Extraordinaria tarde de toros en Albacete con triunfo de Pinar y Ureña

palazon

/Nacho López/ Foto: Javi Romero/

Quinta corrida de abono la de este martes 12 de septiembre en la Plaza de Toros de Albacete, con una terna compuesta por Paco Ureña, que sustituía a López Simón, Rubén Pinar y un José Garrido que hizo el paseíllo con un capote de paseo negro en memoria de Dámaso González.

Los toros son de la ganadería de Torrestrella y sus pesos están comprendidos entre los 492 del cuarto y los 571 del primero.

boletín

PRIMER TORO

Se fue Paco Ureña a los medios para comenzar la faena de muleta a ‘Agüita’, herrado con el 41 en los costados, nacido en septiembre de 2012 y colorado chorreado de capa, no sin antes brindar a la memoria de Dámaso González y a un público que hoy llenó tres cuartos de plaza.

Ureña conectó enseguida con los tendidos y arrancó los aplausos de una afición de Albacete que supo reconocer el toreo de alta escuela del murciano cuando se echó la muleta a la mano izquierda.

Con una colocación excelente, cerca del toro pero sin ahogarle y entendiendo perfectamente lo que pedía el astado, Ureña disfrutó toreando al noblón y sosito ‘Agüita’ e hizo disfrutar al respetable con su ‘sui generis’ tauromaquia.

Puestos en pie los tendidos y poblándolos de pañuelos, Luis Natalio Cuesta concedió la oreja que tan a justicia se ganó Paco Ureña en el albero.

SEGUNDO TORO

‘Puntilloso’ fue el segundo de la tarde, primero del lote de Rubén Pinar, y arrojó 545 kilos de peso a su paso por la báscula. Herrado con el 10 en los costillares, mostraba capa negra bragada y había nacido en julio de 2012.

De azul eléctrico y oro, Rubén Pinar brindó al respetable y comenzó su faena de muleta con estatutarios frente a la bocana de la puerta grande.

Acostumbrado a matar corridas muy duras, Rubén Pinar estuvo muy cómodo ante la ‘perita en dulce’ de Torrestrella y basó su faena en la mano derecha, bajándola en ocasiones quizá menos de lo que requería el morlaco. Faltó chispa en el global de la faena y aunque el de Torrestrella dobló a la primera, Rubén Pinar solo recibió la ovación desde el tercio.

TERCER TORO

José Garrido se presentó en Albacete vestido de espuma de mar y plata con taleguilla también en plata y comenzó la lidia del excelente presentado de pitones tercer toro de la tarde. Nacido en noviembre de 2012, ‘Espumoso’ dejó 526 kilos al pasar por la romana, presentó capa negra bragada y estaba herrado con el número 14 en los costillares.

La excelente presentación del morlaco no era casualidad y como curiosidad, decir que el mismo estuvo de sobrero en la pasada Feria de Abril de Sevilla.

Garrido tuvo que ser infiltrado en la enfermería de la Plaza de Toros de Albacete media hora antes del inicio del festejo por un problema en el hombro derecho, pero no acusó las dolencias y desde la primera tanda arrancó los aplausos de los tendidos.

Perfecto conocedor de los ‘Torrestrellas’ ya que su padre fue trabajador del hierro y él mismo vivió por ello en la ganadería, José Garrido no se amilanó ante las dificultades del rapidísimo y rebrincando ‘Espumoso’.

Garrido estuvo técnicamente muy bien y aprovechó la movilidad del astado con la cabeza muy despierta, a pesar del puntito de mansedumbre que tenía el morlaco y las dudas que a veces ofrecía en su embestida.

Garrido plantó cara, derrochó oficio y ganas y pobló de emoción unos tendidos que premiaron al extremeño con una ovación tras errar con los aceros y perder un hipotético trofeo.

CUARTO TORO

Tras el intermedio, turno de nuevo para el ataviado de rosa y oro Paco Ureña y para ‘Finito’, de 492 kilos de peso, negro listón, nacido en agosto de 2013 y herrado con el número 24.

Ancho de sienes, ‘Finito’ estuvo tratado con esmero desde los inicios por Paco Ureña, pisando muy bien los terrenos y derrochando pureza y valor.

Dejando siempre la muleta plana en la cara del toro, Ureña evocó un toreo añejo, muy interior y alejado de cualquier estereotipo actual.

Con la mano izquierda llegaron los momentos de más clase del torero murciano, descalzo, clavado en el albero, sintiendo la tierra en su piel en la más pura comunión con la naturaleza, entregado, roto y alargando la suerte.

Faena cargada de sentimiento la del murciano, que estuvo siempre por encima del de Torrestrella, arrimando la bragueta, metiendo los riñones, abriendo el compás y dominando los terrenos.

Mandó Ureña a ‘Finito’ al desolladero de una certera estocada y el público de la Plaza de Toros de Albacete y la Presidencia le reconocieron su gran faena concediéndole las dos orejas a un torero que entró por la puerta de atrás en esta Feria y que saldrá por la Puerta grande después de cortar 3 orejas en una contundente tarde del diestro murciano.

QUINTO TORO

‘Sabor’, de 516 kilos, herrado con el número 6 en los costados, negro burraco de capa y nacido en septiembre de 2013 fue el quinto toro de la tarde.

Muy metido en el fenotipo de ‘Torrestrella’, ancho de sienes y algo veleto, el toro arrancó los aplausos del respetable por su buena presentación aunque derrochó mansedumbre en el caballo.

Pinar comenzó la faena de muleta en los medios e intentando aplicar el temple que el toro demandaba, tapando siempre la salida entre muletazo y muletazo para mantener embebido al astado, que tuvo emoción a pesar de la querencia que mostraba en fases hacia los chiqueros.

Entendió fenomenalmente bien Rubén Pinar al de Torrestrella y no dejó que le enganchara ni una sola vez la muleta, cargando y mandando, el de Tobarra dejó series de mucha calidad y hubo sectores del público que comenzaron a demandar el indulto, en una prueba de que por desgracia, se va perdiendo el rigor que siempre tuvo esta plaza.

Afortunadamente no cayó Rubén Pinar en el ‘roca-reismo’ y no echó el público encima de una presidencia que concedió dos orejas al espada y la vuelta al ruedo al toro.

SEXTO TORO

‘Defensor’ fue el que cerró plaza y dejó un peso de 515 a su paso por la romana. Negro burraco y también muy bien presentado estaba herrado con el número 39 y había nacido en septiembre de 2013.

Garrido salió convencido de intentar acompañar a sus compañeros de terna por la Puerta grande, pero se encontró con un oponente que no tenía emoción aunque sí fijeza en la franela y transmisión.

El torero extremeño supo dar los espacios que requería ‘Defensor’ y fue ligando muletazos cargados de torería y dominio de los terrenos.

Garrido estuvo perfecto técnicamente hablando, pero el oponente no tenía la calidad de sus hermanos de camada anteriores y se fue apagando conforme avanzaba la faena imposibilitando un triunfo rotundo de José Garrido.

Clavó el extremeño hasta los gavilanes al entrar a matar tras una serie por ‘Bernardinas’ y consiguió cortar una oreja para cerrar una completa tarde de toros en la que el público vibró con la terna y el ganado.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*