Home » Albacete » El adiós a media vida en el Albacete Balompié

El adiós a media vida en el Albacete Balompié

Estuche

/Hugo Piña/

Ha sido durante las cinco últimas temporadas una de las sombras más radiantes que ha tenido el Albacete Balompié en los despachos. Un profesional que ha comenzado su nueva etapa en el CD Lugo y que atiende en primicia a ‘El Digital de Albacete’ para contarnos cómo fue su adiós y cómo está siendo su llegada a otro club como el que dirige Francisco. Este medio ya adelantó el pasado 17 de abril que el analista y scouting de Villamalea recalaría en la entidad lucense junto a Víctor Moreno, llegando a ser incluso una petición expresa del conquense para firmar en el Lugo hace varios meses. Gorgo López, que ya reside en Lugo desde hace algunas semanas, tuvo en los play off de ascenso su ultimo encargo como parte integrante de un equipo que consiguió el ascenso a Segunda División.

La parcela técnica del Albacete se encuentra, desde hace unas semanas, más huérfana que nunca tras la salida del analista y scouting Gorgonio López al CD Lugo, de la Liga 123. Allí, el de Villamalea coincidirá con Víctor Moreno, otrora también parte de la secretaría deportiva del equipo manchego y que salió de la misma hace ahora unos meses rumbo a tierras gallegas. El tándem ‘Moreno-López’ se reencontrará por tanto en las oficinas del Anxo Carro, teniendo a Francisco, ex delantero del Albacete en Primera División hace unos años, como entrenador y máximo exponente en el verde lucense.

boletín

El Albacete Balompié, que se encuentra esperando a la resolución final de la compra, o no, del club en las próximas horas, también está esperando poder perfilar su parcela técnica en los próximos días. Por faltar en la prolongación de la Avenida de España, falta de todo en ese sentido, pues el Alba tendrá que fichar de, además de un director deportivo, a un analista o scouting que haga las veces del genial Gorgo. Desde luego la tarea de, cuanto menos igualar el papel del de Villamalea será complicado para el que venga, pues López ha demostrado en esta etapa como técnico blanco ser un gran trabajador además de poseer unas cualidades envidiables para argumentar dicha faceta laboral.

Ser analista en el fútbol no es fácil, si bien tal y como ha desempeñado la función Gorgo López en el Albacete las últimas cinco temporadas, lo ha hecho más ameno y sobre todo más pragmático para unos futbolistas de ida y vuelta. La comunicación del que fuera analista de los castellano-manchegos ha sido siempre excepcional con todos y cada uno de los vestuarios que ha poseído el Albacete estos últimos años. Por eso y tras conocerse su salida, en ‘El Digital de Albacete’ nos hemos puesto en contacto con el propio interesado, un Gorgo que ha atendido gustosamente nuestra llamada y que sirve como despedida a un tipo que se dejó el alma en los despachos de la Ciudad Deportiva ‘Andrés Iniesta’ día sí, día también.

Sobre las sensaciones que tiene Gorgo ahora mismo, una vez abandonada la disciplina del club, nos indicaba que “las sensaciones con las que me voy no han podido ser mejores”, porque “marcharte de tu casa y hacer un punto y aparte por el momento y que tu equipo se quedase en la categoría mínima que le corresponde, es la mayor de las satisfacciones”, comentaba el ex analista del Albacete Balompié. De su marcha, también nos recalcaba López que “me voy con gran alegría por el objetivo conseguido y por el trabajo realizado de todo el año donde el cuerpo técnico, jugadores y directiva me han tratado maravillosamente”, afirmaba un Gorgo que ya se encuentra residiendo en Lugo y haciendo las labores técnicas con el cuadro lucense. La vida profesional de Gorgo ha sido hasta la fecha la vida de un joven enamorado del fútbol y de las nuevas tecnologías, siendo este último aspecto una de las cualidades diferenciadoras de cualquier otro analista de fútbol: “El Albacete ha sido quien me ha enseñado a ser el profesional que soy, con unos valores profesionales y personales grandes por haber estado en las categorías inferiores de ese grandísimo club”, nos relataba el ya nuevo técnico del CD Lugo.

De su etapa en el Alba, Gorgo espetaba que “los recuerdos son geniales en los seis años que he pasado allí, con momentos buenos y malos”, refrendando su argumentación diciendo que “es verdad que, en los últimos años desde la llegada del presi, aparte de los ascensos, él siempre ha estado con nosotros”, dijo. También se quiso acordar el analista y scouting de Villamalea “de todos los técnicos que han estado junto a mí”, ya que todos ellos “me han valorado mucho y he tenido muy buena química con todos y por eso las sensaciones son muy buenas”, aludía.

De la figura de Víctor Moreno, indicó Gorgo a ‘El Digital de Albacete’ que “por encima de todo le estoy agradecido a él porque fue él quien apostó por mí una y otra vez”, dejándole por eso “una sensación tan buena de Albacete”. De su nueva vida en Lugo, comentaba el joven técnico de La Manchuela que “no hay mucha diferencia en mi trabajo, solo que ahora haré más kilómetros”, decía. Las funciones que había asumido en el Alba las seguirá teniendo ahora en el Lugo “como analista táctico del primer equipo y encargándome de la parcela de la secretaria técnica, ayudando a la confección de las plantillas”, espetó de su nuevo trabajo. “Ahora me queda adaptarme a una cultura un pelín diferente y buscar nuevos retos que se puedan encontrar en un lugar diferente y en un club diferente”, nos comentó sobre la que será su nueva vida en Galicia, con Francisco en el banquillo y Víctor en la dirección deportiva del equipo.

Con apenas unos años de edad y desde Villamalea, Gorgo ya acompañaba a su padre todos los domingos al Carlos Belmonte, a animar como un aficionado más al murciélago albacetense, despidiéndose y dando “las gracias a todo el entorno del club” ya que “conmigo han sido espectaculares; desde la afición hasta las directivas, pasando por los técnicos con los que he podido compartir mil y una anécdotas, sin olvidarme en particular de José Miguel Garrido, Santiago Pozas y Luis Castelo”, además de “la prensa, que me ha tratado muy bien, y eso que a mí no me gusta ponerme en el foco de los medios”, comentaba un introvertido Gorgo. Quiso también reseñar de la afición que “yo soy aficionado del Alba desde los cinco años y es un orgullo haber llevado al Alba y sentirme parte de esa afición”, agradeciendo después el que “en el final de temporada la afición nos ha llevado en volandas en los play off”, señaló.

El futuro nadie lo sabe, si bien el protagonista de la entrevista nos señaló que “a la que ha sido tu casa no puedes decir adiós”, dijo un Gorgo que desde ahora será un aficionado más del Alba y que, exceptuando dos semanas de la próxima temporada, deseará que el cuadro manchego consiga triunfos: “La puerta siempre estará abierta a la que considero mi casa”, suscribió en último término un Gorgo que, de la mano de Víctor Moreno, intentarán seguir ofreciendo nuevos capítulos de alegría a un club joven como el CD Lugo.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.