Home » Albacete » VÍDEO | Cadáveres que salvan vidas
ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 10

VÍDEO | Cadáveres que salvan vidas

SORTEO FB MARAVIDES

/Sandra Manzanares/Vídeo: Jennifer Comuñas/Fotos: María Guerrero/

Dos cuerpos reposan en una de las “salas húmedas” de la facultad de Medicina del Campus de Albacete esperando a que una veintena de alumnos proceda a su estudio. El hecho de poder trabajar con cadáveres, les permitirá una mayor calidad en el reconocimiento del tamaño, la textura o el color que pueden tener los órganos, elementos que “no son fáciles de replicar”, por lo que en la docencia es mejor tener la “realidad del modelo”.

boletín

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 08

Para el que todavía no lo sepa, la Universidad de Castilla-La Mancha cuenta con un ‘Programa de donación de cuerpos a la ciencia’ del Área de Anatomía y Embriología Humana, que nació en el campus de nuestra ciudad en el curso 1.998-1.999, y gracias al que los estudiantes de diversas carreras como son Medicina, Enfermería o Farmacia pueden trabajar con los cadáveres y aprender de ellos. De igual manera, estas donaciones contribuyen al desarrollo de técnicas en especialidades quirúrgicas y al avance en la investigación biomédica.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 06

En cuanto a la docencia, y como nos explica el responsable del programa, el doctor Ricardo Insausti, se trata de una enseñanza utilizada mayoritariamente por los alumnos de Medicina, y en concreto, durante las sesiones prácticas de las asignaturas relacionadas con la Anatomía. Actualmente, el Campus de Albacete tiene cubierto el aforo de almacenamiento de cuerpos, pues cuenta con 24 de ellos refrigerados a temperatura de nevera y con otros 4, conservados en una cámara de congelación. Y es que, desde Albacete se procede al suministro de las necesidades de otros campus de la Universidad, además de las propias. En este sentido, Insausti nos recuerda que al año se suele trabajar con 4 cuerpos, utilizándose cada uno de ellos por un periodo de 2 años, aunque dependiendo de los cursos y del número de estudiantes se pueden utilizar hasta 8, por lo que los recambios “son bastante rápidos”, detalla.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 19

Más de 200 donaciones

“Uno dona a la ciencia para formar científicamente a los futuros médicos o para hacer investigación”, algo que conforma un “espíritu altruista” contribuyendo, además, a la calidad de la docencia y como no, a los avances de la Ciencia. Aunque el programa cuenta con una media de una donación mensual, Insausti reconoce que “necesitaríamos un poco más”, señalando que de esta iniciativa podrían beneficiarse también los residentes del SESCAM, a través de las simulaciones quirúrgicas.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 23

En estos casi 20 años de duración del programa han pasado por las mesas de disección más de 200 cuerpos que no cuentan con un perfil concreto, sino que abarcan desde los 19 años hasta los más longevos que sobrepasan los 90, algo que no influye en la docencia ni en la investigación, pues, aunque los cadáveres “no tienen la misma masa muscular, la organización y los vasos sanguíneos son iguales”, detalla el doctor.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 17

Cabe destacar que los cuerpos son tratados con “absoluto respeto”, pues el donante ha entregado el cuerpo a la Ciencia “para un fin concreto” por lo que el doctor destaca que “jamás hemos tenido ningún problema” en este sentido, pues los estudiantes son “advertidos” y en todo momento son conscientes de la “grandeza del acto de la donación y la suerte que tienen”, concluye.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 26

¿Y después?

Cuando llegan a la Universidad, los cadáveres son tratados con formol, un producto que bloquea la putrefacción de los tejidos, y que permite que sean estudiados durante años. Una vez que este periodo finaliza, “lo más frecuente es que los cuerpos se incineren” y es que, durante los últimos años ha cambiado la visión de la sociedad castellano-manchega, que ha ido normalizando esta práctica dejando a un lado “ese miedo atávico”, propio de personas mayores que les llevaba a pensar cómo quedaría su cuerpo en la “resurrección de los muertos si les descuartizaban”. Un tipo de creencias literales “basadas en el Evangelio o la Biblia que han ido cediendo a vivirlo de una forma mucho más natural”, señala Insausti.

ENTREVISTA_CUERPOS_A_LA_CIENCIA_NOTICIA_ALBACETE 13

Sabiendo todo lo que un cuerpo puede aportar a la sociedad y a la Ciencia, el doctor anima a aquellos que no sean conscientes de la existencia de este programa a que se “informen bien y que conozcan los procedimientos que van más allá de lo que aparece en la explicación de la hoja de donación”. Para ello, Insausti nos remite a la página web de la UCLM, donde podemos encontrar todos los datos del proceso, asegurando “respeto, consideración y anonimato” para los cuerpos. Y es que, una vez que finalicen los estudios anatómicos, “se va a proceder de la misma manera que se procede después de un fallecimiento: o se entierra o se incinera”. En realidad, “es retrasar ese mismo punto y mientras tanto, se hace un servicio inestimable a la sociedad” que revertirá en el estudio del cuerpo humano y en el avance de la investigación.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.