Home » Agricultura » La Junta trasladará a Agricultura el problema de los pozos de sequía de Hellín

La Junta trasladará a Agricultura el problema de los pozos de sequía de Hellín

Estuche

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha confirmado que uno de los temas que se pondrán encima de la mesa en la reunión que mantendrán este miércoles la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, será la necesidad de replantear el uso de los pozos de sequía del municipio albaceteño de Hellín, que en estos momentos están sirviendo para abastecer de agua a la comunidad murciana.

“No queremos que se utilicen los pozos de Hellín para llevar agua a Murcia, es una cuestión de sentido común, no es una cuestión de reivindicación territorial”, ha señalado Martínez Arroyo, y por este motivo, uno de los asuntos que abordará la consejera de Fomento con Tejerina relacionados con las políticas hidráulicas “será éste”.

 El consejero de Agricultura ha dicho que es necesario “tomar las decisiones en función de las necesidades y contando con todas las administraciones, y en estos momentos no es necesaria el agua de Hellín para Murcia”.

boletín

En este sentido, Arroyo ha recordado que en la reunión que hace unas semanas mantuvo en primera persona con la ministra, ya se le trasladó esta cuestión y que “fue bastante receptiva” y “creemos que no ha va a haber problemas”. Aún así, ha añadido, “pretendemos que en todo lo relativo a las cuencas que afectan a la región se nos tenga en cuenta”.

Martínez Arroyo también ha expuesto que la consejera de Fomento volverá a insistir a la ministra Tejerina, la necesidad de que parte de los 30 millones de euros que recoge el Real Decreto de Sequía -publicado hace aproximadamente año y medio y que ha sido prorrogado recientemente–, puedan ser gestionados por Castilla-La Mancha para invertirlos en parte en la creación de nuevos pozos de sequía en Hellín “que sí son necesarios para los agricultores de la zona”, porque “es evidente que si hay  sequía en la cuenca del Júcar o del Segura que afecta a la región de Murcia también hay sequía en Castilla-la Mancha”.

Arroyo ha insistido en que ya se transmitió por escrito esta reivindicación pero que Elena de la Cruz “trasladará de nuevo esta cuestión a la ministra” porque “siempre estamos pendientes de la situación de sequía”.

Además, ha añadido que la sequía “es mayor” en Albacete que en Murcia y que supone un “contrasentido” que esos 30 millones de euros “se gasten solo en una comunidad” que supone el 75% de la Cuenca del Segura, mientras la provincia de Albacete completa la cuenca, por lo que “nos conformaríamos, con disponer del 25% de esos 30 millones para resolver problemas y hacer obras, con cargo al Ministerio de Agricultura, con perspectiva de Estado y paliando la sequía en todos los territorios”.

Arroyo ha finalizado sentenciando que el Ejecutivo quiere que se cuente con Castilla-la Mancha en la toma de decisiones y que esperan que a partir de ahora “cambie” la política en la materia de agua a nivel central  y se tenga en cuenta a las comunidades autónomas.

REPARTO DE AGUA DE LOS REGANTES DE HELLÍN

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha realizado estas declaraciones durante su visita a Albacete para firmar el convenio entre las comunidades de regantes de Cancarix y Agramón para el reparto de los dos hectómetros cúbicos de que disponen en la zona.

“Hemos alcanzado un acuerdo para repartir el agua disponible de manera equitativa y que llegue a todos los agricultores, no sólo a los grandes terratenientes”, ha indicado el consejero. Porque, ha añadido “son los que realmente están en el territorio y generando empleo”.

En este sentido, Martínez Arroyo ha dicho que es “un cambio de apuesta radical” de un modelo de regadío no social que potencia las grandes explotaciones  a un modelo “que distribuye el agua” y por tanto “la riqueza”.

SATISFACCIÓN POR EL ACUERDO DE ZEPA

A preguntas de los medios de comunicación sobre la reunión mantenida este martes en Toledo para acercar posturas en torno a la gestión de los Planes de las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), entre responsables del Gobierno regional y las organizaciones agrarias, el consejero Martínez Arroyo, ha señalado que “el mayor punto de desacuerdo” es la superficie de cultivos leñosos que se puede incrementar en las zonas ZEPA.

“Nunca nos vamos a poner de acuerdo porque las organizaciones agrarias quieren que no haya limitaciones en las plantaciones de cultivos leñosos y nosotros tenemos que poner una cifra porque lo exige la normativa comunitaria, pero que excede con creces todo lo que se ha puesto de cultivos leñosos en todas las zonas en los últimos cinco años”, ha afirmado.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.