Home » Albacete » Vivir en Albacete con Trastorno por Déficit de Atención
Junta directiva Apandah, centro su presidenta, María Guillomía.

Vivir en Albacete con Trastorno por Déficit de Atención

edone pequeño

/Llanos Esmeralda García/

TDAH, o lo que es lo mismo, Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, son aquellas personas que tienen problemas de atención e hiperactividad y que le impiden llevar una vida normal tanto en la escuela, con la familia o incluso desarrollar interacciones sociales con los demás. “Son los padres los que primero se dan cuenta de que algo le pasa al niño”, detalla la presidenta de la Asociación de Familiares y afectados con déficit de atención con o sin hiperactividad de Albacete (Apandah), María Guillomía. “El TDAH es un trastorno neurobiológico que afecta principalmente a la población infantil aunque llega a la edad adulta”, define Guillaría “que además dificulta el proceso de inhibición, como por ejemplo pensar antes de hacer cualquier cosa, mantener la atención o el control de los impulsos”.

En la mayoría de los casos este trastorno tiene un componente genético y afecta en la mayoría de los casos a los niños entre los que se puede dar “un trastorno de déficit de atención, con hiperactividad o con déficit de atención e hiperactividad”, matiza Guillomía que “lo que nos puede hacer sospechar de que el niño tenga este trastorno es que no presta atención, no escucha, está inquieto” entre otras cosas, pero incide María en que “aunque es difícil saber que padece TDA, una vez que los ves día a día no hay duda, es más, muchas madres insisten en que los ven sufrir porque se mueven mucho”.

Diagnóstico

“No existe una prueba específica que diagnostique un TDAH, sino que es más a través de la observación de la familia, del médico o de los profesionales del centro educativo al que asista el niño como se puede llegar al trastorno”, con ello matiza Guillomía “gracias a intervenciones psicológicas y educativas para ayudar a los niños a controlarse y a atender junto a los padres y los maestros e incluso en muchas ocasiones, con un tratamiento médico adecuado se produce una mejoría de los síntomas, lo que permite al niño concentrarse y aprender”, incide la presidenta de Apandah.

boletín

En Apandah ofrecen talleres de habilidades sociales, habilidades sociales en el aula mediante juegos y también lúdico deportivas para los niños. Incide Guillomía en que “un amplio porcentaje de los niños que presentaban TDAH continúan teniendo dificultades en la adolescencia e incluso en la vida adulta. Aquellos que toman la medicación pueden dejarla con el tiempo porque así lo consideran, pero en momentos en los que tienen que estar más concentrados la vuelven a tomar. Es más, el 75% de los adultos la tomamos de forma habitual”.

Adultos

El TDAH también se manifiesta en personas adultas “el adulto desde que era un niño ha creado sus mecanismos para compensar su trastorno y poder llevar una vida normal, pero a costa de un gran esfuerzo”, matiza la presidenta de Apandah.  Este mes de octubre se ha celebrado la Semana Europea del TDAH con la intención de informar y sensibilizar a la sociedad en torno a este trastorno y sus efectos adicionales. Este año han puesto el foco en el TDAH adulto, porque detallan desde Apandah “los servicios a los que niños y adolescentes con TDAH pudieron acceder no están disponibles para los jóvenes a partir de los 17 y 18 años, que siguen teniendo problemas en esta etapa tan importante para culminar su desarrollo personal. Este año, es un llamamiento a dar un paso adelante y resolver las carencias detectadas, de manera que podamos garantizar la salud de estos jóvenes y su plena participación en la vida”. En Apandah, señala María, “estamos intentando desde el año pasado adaptar talleres a los jóvenes, por eso contamos ya con un taller de videojuegos en el que tres voluntarios de 18 años que, tratados por TDAH, son los encargados de los más pequeños para enseñarles a utilizar los videojuegos de una manera adecuada”.

“Y es que los que tenemos este déficit de atención”, detalla Guillomía “necesitamos muchas herramientas para el día a día, cosas que pueden parecer absurdas para mucha gente, como que desde que te levantas te tienes que quitar el pijama, vestirte, lavarte los dientes…hasta que nos acostamos, es todo una rutina” aunque incide en que en la persona adulta la hiperactividad baja mucho, “no te puedes subir por las paredes, aunque te gustaría. Yo me levanto con una energía de decir me como el mundo y no puedo parar, incluso estar sentada viendo una película me lleva a levantarme 80 veces porque no me interesa. Lo que me soluciona mucho es una agenda, es un alargamiento más de mí porque tienes que estar continuamente mirándola y apuntándolo todo, si no lo hago a algo falto. Por otro lado, tenemos una mente muy ordenada, muy cuadriculada, pero se sufre mucho”.

Asociación

Apandah es una asociación de familias de afectados por Déficit de atención con o sin hiperactividad creada hace 10 años “con el fin de ofrecer apoyo y asesoramiento a las familias y sus afectados”, detalla su presidenta. En la actualidad Apandah cuenta sobre 150 familias asociadas y abarcamos también Villarrobledo, San Clemente, Madrigueras, Villamalea y La Roda, e intentando ir más allá hacia la zona de Casas de Juan Núñez y Carcelén.

Desde la Asociación apuestan además de ayudar a los niños con los talleres en apoyarlos desde una educación psicopedagógica, “para ayudar a los niños en cómo deben de estudiar, a pensar y a organizarse. También tenemos escuela de padres donde les enseñamos a convivir en casa con un niño con TDAH, incluso talleres de yoga”, aunque incide María en que, de momento, no tienen actividades para casos de adultos “hago mucha insistencia en este tramo de edad, pero como parece que tienen su vida más o menos organizada no quieren, aunque sí que tenemos un taller de crecimiento personal que va dirigido a ellos, a nosotros”.

En cuanto a las reivindicaciones de la Asociación inciden en que son muchas, pero matiza su presidenta en que “los profesionales de salud mental no están preparados para tratar a un adulto con TDAH, no tienen formación ni las herramientas suficientes para poder tratarlo; incluso la medicación que tomamos es la misma que se suministra para los niños, por lo que no sabemos si es buena o mala, o si realmente funciona”.

Desde Apandah insisten en que hay más casos sin diagnosticar que diagnosticados en Albacete por lo que invitan a cualquier familia que tenga la menor duda de que su hijo pueda tener este trastorno a que acudan a ellos para orientarles.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.