Inicio / Deportes / Un albaceteño en el maratón de Túnez
Un albaceteño en el maratón de Túnez

Un albaceteño en el maratón de Túnez

El periodista albaceteño Francisco Villaescusa tuvo oportunidad de asistir al Maratón de Sfax (Túnez) el fin de semana pasado en calidad de informador. En la llamada “capitale mondiale de l’huile d’olive” se dieron cita fondistas de primer nivel: keniatas, etíopes, marroquíes, tunecinos, argelinos, libios, franceses, italianos… y tres españoles: un burgalés con mucho futuro, Rubén Castrillo, la extremeña Tina María Ramos, toda una institución en el maratón español, y el manchego-marroquí Rachid Nadij, que ayudó a la organización para completar un elenco de corredores de primer nivel mundial.

Estas son las impresiones de Francisco Villaescusa sobre esta experiencia:

Esta es la crónica de un fin de semana inolvidable, de una decisión tomada en un minuto y planeada en diez, de un viaje absolutamente improvisado que salió perfecto, de nueva gente conocida procedente de varios países y, sobre todo, de la HOSPITALIDAD ÁRABE llevada a su máxima esencia.

Un día me llamó el amigo Rachid Nadij y me dijo: “Villa, me han dicho desde Túnez que desean promocionar el Maratón de Sfax y que quieren que les ayude, así que me voy a llevar a algunos atletas marroquíes y españoles y a algún periodista, ¿te vienes?”. Respondí casi de inmediato: “Cuenta conmigo, Rachid, allí estaré”.

Decidí darme una vuelta por la web oficial de la carrera y me encontré un catálogo de múltiples nacionalidades en las inscripciones: Túnez, Libia, Argelia, Marruecos, Etiopía, Kenya, Italia, Francia, España, Rumanía… y hasta un corredor de Estados Unidos. La carrera está homologada por la IAAF e incluida en el calendario de la AIMS, habían contratado expresamente un equipo de cronometraje de Mylaps Campion chip que viajaba desde Francia con todos los trastos, con lo último en tecnología, es decir, el chip de cronometraje en el dorsal. Además, ofrecían una lista de actividades paralelas a tener muy en cuenta. “Marathon Internacional des Oliviers”, se llama, en la localidad de Sfax “Capitale Mondiale de l’huile d’olive” reza su slogan. Pues nada vuelta a África.

En el aeropuerto de Madrid conocí a Tina María Ramos, unas de las atletas más laureadas de España que tiene en su haber más de 50 maratones y que también ha ganado las medias de Albacete y Santa Pola, entre otras muchas. La extremeña ha ganado cuatro veces el maratón de Sevilla, dos en Bilbao, cuatro en Badajoz y una en Valencia, Estocolmo (Suecia), Trieste (Italia), San Sebastián, Ciudad Real… además de amplia experiencia internacional (Rotterdam, Viena, Berlín, Lisboa, Nueva York, Nigeria…) en fin, una pedazo de atleta que a sus 42 años sigue estando ahí, plantando cara a corredoras africanas como sucedió en Túnez. También conocí a Rubén Castrillo, ex marchador que fue dos veces Campeón de España Júnior y Promesa, un atleta internacional con España que decidió pasarse al fondo, donde a sus 23 años ya ha logrado marcas respetables: 1 h. 9’ 40’’ en Bilbao no está nada mal y su capacidad de mejora es tremenda.

 Maraton Tunez Villaescusa DSC09410

Aterrizamos en Túnez-Cartaghe y nada más salir encontramos un grupo de voluntarios con una pancarta del Maratón. Se convierten en nuestra sombra y, todo amabilidad, no nos dejan pagar ni el agua. “Vous n’avez pas besoin de payer à rien” (Ustedes no tienen que pagar nada). Esperamos a un grupo de franceses e italianos y tomamos un autobús hasta Sfax, con 3 horas y media de viaje por delante. Viajo junto a dos tunecinos residentes en Italia, Mehdi Kelifi y Morched, este último fue la “liebre” de la italiana Valeria Straneo, medalla de plata en el último mundial de Maratón, celebrado en Moscú, cuando le ganó la keniata Edna Kiplagat en los últimos metros en un final apasionante.

 Maraton Tunez Villaescusa DSC09563

En el hotel nos espera Rachid Nadij, el manchego-marroquí que corrió un mundial de Media Maratón con la selección española. Y allí conocimos la verdadera dimensión de Rachid. En estos días, percibo que todo el mundo le saluda y le respeta. Se acercan a él atletas de Argelia. Libia, Marruecos y hasta los propios tunecinos le piden que les resuelva problemas del momento. Rachid lo controla todo, es el “boss”. En los últimos años se está labrando un futuro como manager y entrenador y cuenta con la plena confianza de los fondistas del Magreb. Y no es para menos, es una máquina de solucionar imprevistos, habla en árabe, francés, español e inglés con fluidez, está pendiente de su esposa, Malika Asahssah, que ese día corre en Nueva Delhi (India) y no descansa un momento. Un crack, sí señor. Pero no evitó que me marchase solo y a propósito por la Medina de Sfax mientras ellos salieron a rodar, inmerso de lleno en un zoco árabe donde el único europeo era yo, perdido en el corazón de las callejuelas ante el asombro de los locales mientras les iba saludando en perfecto dialecto manchego.

Perderse por una ciudad desconocida, por un mercado autóctono es un placer que me doy siempre que puedo: Marrakech, Mto Mbu (Tanzania), Saquisilí (Ecuador)… es una gozada.

En la mañana del sábado, recepción de honor en una de las salas de Museo Arqueológico. El alcalde, el organizador, un representante del Ministerio de deportes… que van entregando uno a uno los dorsales de elite a los favoritos. Allí conocemos al organizador de todo esto, Bouhamed Naâmen, un tunecino afincado en Niza (Francia) que ha apostado por promocionar Sfax a través del deporte y que demuestra unas ganas tremendas de agradar, de hacer las cosas bien. También conocemos a Bernard Lincodta, un francés de 67 años que comenzó a correr hace cinco, pero que en ese tiempo ha finalizado 20 grandes maratones por todo el mundo: Nueva York, Tokio, Chicago, Boston, Londres, París, Berlín… y Sfax. Saludamos a una vieja amiga, Amira Ben Amor, campeona de Túnez de Maratón y de Media Maratón, una mujer simpatiquísima que ha corrido en Albacete y Santa Pola, buena gente.

Por la tarde, carreras de niños y actuaciones musicales en la Plaza de la República, después cena con pasta como marcan los rigores del maratón… y el momento clave, donde Rachid convence a Tina María Ramos para que corra el Maratón en lugar del Medio Maratón. “En media maratón no vas a hacer nada, en Maratón vas a hacer podio seguro, y la tercera se lleva 3.000 dinhares (unos 1.300 euros)”, dice Rachid. “¿Y tú crees que esto es lo mehó después de correr hace quince días en San Sebastián”, dice Tina con una sonrisa. “Sal a rodar, sólo eso, la única peligrosa es una rumana y otra marroquí que les ganas seguro, pero sal a rodar y haces podium”.

En la mañana del domingo tomamos otro autobús para ir a la salida, ubicada a 40 kilómetros de la ciudad, en mitad de un inmenso campo de olivos (no olvidemos que estamos en la capital mundial del aceite de oliva). En una recta inmersa, un circuito de 21 kilómetros a ida y vuelta. Dos vueltas es un maratón. Sencillo. Allí hay de todo, carpas, haimas, avituallamientos, bares… es una feria. Sin público, pero una feria. Maratón de los olivos, ahora lo entiendo todo. Olivos, olivos y más olivos. Rubén hace una buena marca (1 h. 11’ 09’’) sobre un asfalto tremendamente abrasivo que le deja los pies llenos de ampollas. En condiciones normales, hubiese bajado de 1:10, pero es lo que hay. Tina sale a rodar y hace tercera, con una marca de 3 h. 2’ 15’’ ¡¡¡RODANDO!!!

Los pupilos de Rachid lo ganan casi todo y con buenas marcas, destacando a Fatiha Ben Chatki (1:17:25) y Taoufik Allam (1:4:14). En un circuito así son registros excepcionales.

Maraton Tunez Villaescusa 07 DEPART Maraton Tunez Villaescusa 06 SAMEDI APRES-MIDI Maraton Tunez Villaescusa DSC09546

En la noche del domingo, fiesta por todo lo alto en la entrega de trofeos. En un restaurante de primer nivel, escenario con bailarinas y los altos cargos políticos de la región para darle oficialidad al asunto. Todo impecable aunque no hay cerveza (hubiese sido la guinda, pero estamos en un país árabe). Todo perfectamente organizado y con mucha sutileza.

 Maraton Tunez Villaescusa 09 JOLIE FILLE

Viaje de regreso y muy buenas sensaciones a pesar de la escala en Lisboa (no lo entiendo, si Madrid está más cerca). Ellos quedaron encantados y nosotros también. En estas condiciones, volveremos siempre que quieran. Rachid me asegura que vamos a ir a Marrakech a finales de enero, que tienen un speaker en árabe y otro en francés, pero que van muchos españoles y están estudiando que vaya un “voceador” en castellano. Ya le he dicho que también puedo hacer de speaker en árabe, eso sí, en “árabe inventa’o”, como diría José Mota. Debemos ser agradecidos y darles las gracias en su propio idioma, se la han ganado a pulso y se lo merecen: “Choukran, Sfax”.

Comenta la Noticia

Aviso Legal: De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, el usuario registrado o no registrado que consigne sus datos identificativos a fin de realizar una determinada consulta, compra, o pedido, queda informado, acepta las condiciones establecidas en el formulario de recogida de datos, y presta todos los consentimientos requeridos al pinchar en el botón "ENVIAR", en virtud de lo cual queda informado de la incorporación de sus datos personales a los ficheros automatizados existentes El Digital de ALbacete.; datos que se conservarán en dichas empresas con carácter confidencial. Su finalidad está en el buen funcionamiento de la gestión comercial, administrativa y contable de dichas empresas. El usuario responderá de la veracidad de los datos facilitados, informándosele en este acto que le asisten en todo momento los derechos de acceso, modificación, oposición y cancelación; los cuales podrá ejercitar mediante petición escrita por parte del interesado dirigida a El Digital de Albacete a cursar vía email a prensa@eldigitaldealbacete.com Campos requeridos son marcados *

*


seis × 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ir arriba